SemanaRAF 18 – 2017

30 de abril de 2017

ENCUESTA: el trabajo ideal

por Grupo Fliess

[Tiempo estimado de lectura: 30ss]

Enmendando su error del año pasado, el calendario puso este 1º de mayo en día lunes.

Entonces mientras descansás merecidamente te vamos a pedir si querés participar de una encuesta que estamos haciendo para un trabajo de investigación acerca de las preferencias laborales.

La encuesta es cortita, no lleva más de un minuto y medio o dos si te quedás pensando y lo que busca es ver cuáles son las preferencias si pudiéramos diseñar nuestro trabajo tomando en cuenta variables como localización, relación con jefes, empleadores, movilidad, sectores y alguna otra pregunta.

Desde ya te lo agradecemos mucho y si estás interesado en los resultados y avances parciales podés poner una casilla de mail al final o mantener tu anonimato.

Encuesta – El trabajo ideal

 


“Consigue un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día en tu vida”.

 


BONUS TRACK

No tiene nada que ver con la celebración del día de los trabajadores pero nos encanta esta canción y su título viene al caso. 

Además a los más veteranos nos evoca recuerdos de una entrañable película de nuestros años mozos.


 


SemanaRAF 17 – 2017

23 de abril de 2017

TIEMPOS DE LECTURA Y REUNIONES

por Mariano Durlach

[Tiempo estimado de lectura: 30ss]

Me está pasando seguido que ante un mail explicativo o en el cual ordeno ideas para un proyecto compartido, donde intercalo algunas consultas y dudas o pido aclaración, al cabo de un tiempo prudencial no recibo respuesta o comentarios al respecto.

Ante el reclamo o consulta, la respuesta invariablemente es algo así como: “uh… es que era muy larga para leer”.

En esta era de acercamiento digital… ¿Cuánto tiempo nos lleva leer y responder un mail contra el ahorro de tiempo de reuniones y traslados? 

 


“He hecho esta carta más larga de lo usual porque no tengo tiempo para hacer una más cortaBlaise Pascal


BONUS TRACK

Y si de tiempo se trata, reflexionemos a partir de este clásico…

 

 


SemanaRAF 16 – 2017

16 de abril de 2017

LA DIMENSIÓN ESPIRITUAL

por Mariano Durlach

[Tiempo estimado de lectura: 60ss]

En la concepción tradicional de éxito estamos acostumbrados a tomar sólamente la dimensión monetaria o el resultado financiero como variable a medir.

Las empresas tradicionalmente se nutren de recursos tomados del medio ambiente; necesitan recursos financieros y por supuesto, nada de lo anterior puede ser transformado si no tuviéramos personas involucradas [llamémosle personal, recursos humanos, humanos con recursos o el eufemismo que nos guste].

La EBC [Economía del Bien Común] y las Empresas B toman además del balance financiero, otros dos indicadores para guiar sus acciones y medir su éxito: el impacto en el medio ambiente y en las comunidades en las que intervienen.

Yendo un poco más allá, en esta semana de reflexión, cualquiera sea el credo de cada uno… ¿Podríamos pensar en cómo incorporar la dimensión espiritual a nuestros indicadores de éxito?

¿Cómo podríamos saber que nuestro trabajo, nuestra empresa, nuestro hacer cotidiano, nuestras decisiones estratégicas -entre otras- están encaminados hacia un fin espiritual y superior?


“No todo lo que se puede medir importa ni todo lo que importa se puede medir.”


BONUS TRACK

Celebramos esta Pascua compartiendo esta historia…

 


 


SemanaRAF 15 – 2017

9 de abril de 2017

NECESIDADES DE CAPACITACIÓN

por Mariano Durlach

[Tiempo estimado de lectura: 1mm: 15ss]

competencias por niveles

Si tomamos cualquier organización -sea cual sea su tamaño, personería o propósito de ser- podríamos diferenciar tres niveles de acuerdo a la responsabilidad en las tareas y en sus ámbitos de intervención.

En un nivel operativo, la persona se ocupa de realizar tareas directamente; su relación es con la tarea misma y las herramientas de las que dispone para realizarla. Puede ser una tenaza para colocar alambre en el campo o una plataforma virtual en la que escribe código de programación.

Lo que debe dominar esta persona para que su tarea sea exitosa es la técnica. Debe estar al tanto de las últimas actualizaciones y debe aprender competencias que le permitan hacer más con menos.

El caso de los mandos medios es tal vez el más complejo porque son personas que generalmente son buenas operativamente y se las promociona como premio, sin tener certeza de que estén preparados y tengan ganas de dejar de lidiar con herramientas para tener que hacerlo con personas. Si antes su preocupación era cómo mantener actualizados los programas y en buen estado su tenaza, ahora tiene que aprender que su “herramienta” son las personas que tiene que gerenciar. Este nivel necesita dominar competencias duras y blandas.

A nivel de alta dirección, si bien tener destrezas técnicas aporta a la comprensión general, es sumamente necesario, casi imprescindible que se dominen las habilidades de relación. Dentro de este marco hablamos de competencias de comunicación eficaz, escucha activa, control emocional, empatía y otras tantas que les permitirán ser percibidos como líderes y no como gerentes. 


“Alguien, en algún lugar de la empresa, tiene que hacer algo y no sabe cómo. Ahí hace falta capacitación” Oscar Blake


 

BONUS TRACK

Cuando pasás de compañero a jefe y no sabés cómo manejar la situación, podés pasarla mal creando un personaje duro con el que no te identificás o podés aprender a trabajar tu manera de relacionarte.

 

 


SemanaRAF 14 – 2017

2 de abril de 2017

MISIÓN – VISIÓN – VALORES

por  Mariano Durlach

[Tiempo estimado de lectura: 1mm:20ss]

Mucho se habla y a veces hasta confundiéndonos acerca de estas distinciones. En algunas organizaciones vemos cuadros muy lindos en las recepciones y páginas web con declaraciones que ni los miembros se han detenido a leer y que en el mejor de los casos fueron enunciadas con gran convencimiento por los fundadores y con el paso de los años nadie se ocupó de revisar. No para cambiarlas, aunque podría ocurrir que un cambio renueve las motivaciones, sino también para reforzarlas.

Mientras que la visión refleja un estado de situación en determinado momento del futuro, la misión es lo que nos guía para elegir las acciones a realizar en el presente. La visión es como el faro de los navegantes; no importa para dónde nos lleven las corrientes y los vientos, siempre deberemos acomodar las velas redirigiendo la embarcación hacia él.

Nuestra misión -personal u organizacional- es lo que define y le da respuesta a la pregunta de ¿para qué estamos en este momento de la historia y en este lugar? No define lo que hacemos, sino para qué lo hacemos. Cuando la misión es poderosa y comprendida por todo el equipo, se convierte en líder. Las misiones trascienden a los líderes.

Nuestros valores son los que definen y ponen límites a la hora de elegir cómo vamos a hacer lo que debamos hacer para cumplir con nuestra misión y alcanzar nuestra visión. Los valores reales definen las acciones que no se negocian.

A menos de cuatro años del fin de la década un buen ejercicio puede ser revisar cómo nos vemos al finalizar 2020.


Algunos posteos en los que hemos tratado acerca de estos temas

Cuando el líder es la misión

Visualización

La misión

Nuestra misión y valores


“No busques personas con tus mismos gustos; buscá personas con tus mismos valores.”


BONUS TRACK

Estos dos simpáticos personajes nos explican muy bien el concepto de la misión. Es aquello que vamos a hacer todo el tiempo para que ocurra lo que queremos que ocurra. Para estar como queremos estar.

 


SemanaRAF 13 – 2017

27 de marzo de 2017

EMPEZAR CON UN PROPÓSITO

Por Grupo Fliess

[Tiempo estimado de lectura: 4mm:30ss]

 Una de las charlas TEDx más inspiradoras, a nuestro juicio, es la de Simon Sinek denominada “Cómo los grandes líderes inspiran a la acción” [1]. En ella nos muestra mediante un diagrama que él llama el Círculo de oro una dinámica de comunicación y difusión de ideas que usualmente realizamos al revés. 

Sinek plantea tres ejemplos: uno comercial, otro en el que nos muestra el poder de desear algo y no el premio por lograrlo y el que queremos compartir en esta salida es el del Dr Martin L. King convocando 250 mil personas que fueron a verlo, no por él sino por aquello en lo que él creía. Sinek lo explica mejor en su charla, de la que te compartimos este extracto:

“¿Cómo se explica cuando las cosas no salen como se supone?

O mejor, ¿cómo se explica cuando otros son capaces de lograr cosas que parecen desafiar todas las hipótesis? Por ejemplo: ¿Por qué Apple es tan innovador? Año tras año, tras año, tras año, son más innovadores que toda su competencia. Y, sin embargo, son sólo una empresa de computadoras. Son como todas los demás. Tienen el mismo acceso a los mismos talentos, las mismas agencias, los mismos consultores, los mismos medios. ¿Entonces por qué es que parecen tener algo diferente?

¿Por qué es que Martin Luther King dirigió el movimiento de derechos civiles? No fue el único hombre que sufrió la era previa a los derechos civiles en EE.UU. Y ciertamente no era el único gran orador del momento. ¿Por qué él?

¿Y por qué es que los hermanos Wright fueron capaces de idear los vuelos tripulados autopropulsados cuando ciertamente había otros equipos mejor calificados, mejor financiados que no lograron un vuelo tripulado y los hermanos Wright tomaron la delantera? Aquí hay algo más en juego.

Hace unos tres años y medio descubrí algo y este descubrimiento cambió profundamente mi visión sobre cómo funcionaba el mundo, incluso cambió profundamente mi manera de actuar en él.

Resulta ser que hay un patrón: al parecer, todos los grandes líderes que inspiran y las organizaciones en el mundo, se trate de Apple, de Martin Luther King o de los hermanos Wright, todos piensan, actúan y se comunican exactamente de la misma manera. De manera opuesta a todos los demás. Todo lo que hice fue codificarlo. Y probablemente sea la idea más simple del mundo.

Lo llamo “El círculo de oro“.

¿Por qué?
¿Cómo?
¿Qué?

Esta pequeña idea explica por qué algunas organizaciones y algunos líderes pueden inspirar mientras que otros no.

Permítanme definir los términos muy rápidamente.

Cada persona, cada organización del planeta sabe lo que hace en un 100%. Algunas saben cómo lo hacen: llámese propuesta de valor agregado, proceso patrimonial, o PUV (Propuesta Única de Venta). Pero muy, muy poca gente u organizaciones saben por qué hacen lo que hacen. Y cuando digo “por qué” no me refiero a “ganar dinero”. Eso es un resultado. Siempre lo es. Con “por qué” quiero decir: ¿cuál es el propósito? ¿Cuál es la causa? ¿Cuál es la creencia? ¿Por qué existe la compañía? ¿Cuál es la razón para levantarse cada mañana? ¿Y por qué debería importarle a alguien? Bueno, como resultado, nuestra manera de pensar y actuar, nuestra manera de comunicarnos, es de afuera hacia adentro. Es obvio. Vamos de lo más definido a lo más difuso. Pero los líderes inspirados y las organizaciones inspiradas sin importar su tamaño, sin importar su rubro, todos piensan, actúan y se comunican desde adentro hacia afuera.

– – –

Ahora déjenme que les dé un ejemplo exitoso de la ley de difusión de la innovación. En el verano de 1963, 250 mil personas se hicieron presentes en el Paseo de Washington para oír al Dr King. No mandaron invitaciones y no había sitio web para verificar la fecha. ¿Cómo se hace eso? Bueno, el Dr. King no era el único gran orador en EE.UU. No fue el único hombre que sufrió la era previa a los derechos civiles. De hecho, algunas de sus ideas eran malas. Pero él tenía un don. No iba por ahí diciendo a la gente lo que tenía que cambiar… Iba diciéndole a la gente en qué creía él.

– “Yo creo, yo creo, yo creo“, le dijo a la gente.

Y la gente que creía lo mismo que él tomó su causa y la hizo propia, y la transmitían a otra gente. Y algunas de estas personas crearon estructuras para correr la voz a otras personas. Y he aquí que 250 mil personas se hicieron presentes el día indicado, en el momento indicado, a oírlo hablar.

¿Cuántos fueron a verlo a él? Ninguno. Fueron por sí mismos.

Es lo que creían lo que los llevó a viajar en bus 8 horas a pararse bajo el sol de Washington a mediados de agosto. Eran sus creencias, no un tema de negros contra blancos. El 25% de la audiencia era blanca. El Dr King creía que hay dos leyes diferentes en este mundo: la que emana de la autoridad divina y la de los hombres. Y sólo cuando todas las leyes de los hombres sean consistentes con las leyes que emanan de la autoridad divina viviremos en un mundo justo. Y resultó que el Movimiento de Derechos Civiles era el instrumento perfecto para ayudarlo a darle vida a su causa. Lo seguimos, no por él, sino por nosotros. Y, a propósito, él dio el discurso “Tengo un sueño” y no el discurso “Tengo un plan” [2] [escuchen a los políticos ahora con sus planes generales de 12 puntos; no inspiran a nadie].

Porque hay líderes y hay personas que lideran.

Los líderes tienen una posición de poder o de autoridad. Pero los que lideran, nos inspiran. Ya sea que se trate de individuos u organizaciones seguimos a los que lideran, no porque tenemos que hacerlo sino porque queremos hacerlo. Seguimos a quienes lideran, no por ellos, sino por nosotros mismos. Y son los que comienzan con el “¿por qué?” los que tienen la habilidad de inspirar a quienes los rodean o de encontrar a otros que los inspiren.”

En GRUPO FLIESS creemos profundamente en que cada familia tiene que poder estar protegida ante la fatalidad de la pérdida de los ingresos. Asesoramos a través de una metodología personalizada de planificación financiera y luego ofrecemos planes de seguro de vida, de incapacidad, de ahorro programado y de inversión.

[1] Fuente: TED.com
http://www.ted.com/talks/simon_sinek_how_great_leaders_inspire_action

[2] Célebre discurso pronunciado el 28 de agosto de 1963, en el Memorial Center: “Sueño que mis cuatro hijos vivirán un día en un país en el cual no serán juzgados por el color de su piel, sino por los rasgos de su personalidad.”

 

 


“La gente no compra lo que uno hace; compra el porqué lo haces. Y lo que uno hace simplemente sirve como prueba de lo que uno cree.” Simon Sinek


BONUS TRACK

Además de la revelación del Círculo de Oro, en este reportaje nos deja su análisis de la cuestionada Generación Y nacida entre 1980 y 2000, también llamados los millennials


 


SemanaRAF 12 – 2017

19 de marzo de 2017

COMPETIR O COMPARTIR

por Grupo Fliess

[Tiempo estimado de lectura: 1mm:45ss]

Es evidente -o tal vez no tanto como nos ilusionamos- que estamos mutando de un paradigma competitivo a uno colaborativo.

Lo vemos en la cantidad de material compartido y disponible sin cargo en la web; en los programas y aplicaciones con código abierto.

Muchos crecimos en la vida comercial escuchando la frase “no avives giles” cada vez que compartíamos una información o un conocimiento con otros que no fueran de nuestro equipo [claro que cuando lo compartíamos de puertas adentro no nos decían nada].

Cuando vos creés profundamente en los beneficios del servicio que ofrecés, ocultar mensajes que sirvan para sembrar y hacer tomar consciencia es cuando menos una cierta forma de mezquindad o de falta de seguridad en la ventaja que tu propio servicio o producto ofrece para resolver dicho problema.

En GRUPO FLIESS le damos la bienvenida y celebramos cualquier mensaje que sirva para difundir la importancia de que una familia esté asegurada y que planifique su futuro financiero y lo hacemos posteando videos, infografía o mensajes elaborados por compañías que no representamos o por colegas a quienes también respetamos.

Creemos tanto en las ventajas diferenciales de los productos que ofrecemos, en la metodología de investigación y relevamiento de las necesidades previas a las propuestas y en el posicionamiento de marca de la compañía que representamos que no nos preocupa en lo más mínimo que nuestros clientes vean y conozcan los logos de otros. 


“Las creencias tienen el poder de crear y de destruir. Los seres humanos tienen la habilidad de tomar una experiencia en sus vidas y crear un significado destructivo o salvar sus vidas.” Anthony Robbins


BONUS TRACK

Gran trabajo de un colega.

Traducción

Es sorprendente todo lo que tenemos en común. Te despiertas temprano en la mañana y trabajas duro para proveer para tu familia todo lo necesario para un hogar: ropa, alimentos y tantas otras cosas.

Tu haces todo esto mientras yo reposo confiado y seguro esperando cumplir con mi compromiso.

Tengo fe y confío en que me mantendrás sin importar lo que ocurra.

Para yo poder sostener mi promesa necesitaré de tus ingresos y habrá días en los que otras cosas te parecerán más importantes que yo. Pero tengo esperanza en que recordarás que algún día tú y yo alternaremos los lugares.

Cuando tú mueras será mi turno de proveer vestimenta, alimento, refugio y todas las cosas que tú ya no podrás brindar a tus seres queridos.

A través de mí, tu legado continuará y nunca será olvidado.

Si alguna vez crees que cuesto más de lo que puedes afrontar, por favor recuerda para qué me elegiste alguna vez y te prometo que si tú haces tu parte, yo haré la mía: estaré cuando sea más importante.

Haré que se sientan orgullosos de ti.

Sinceramente,

Tu póliza de Seguro de Vida

 

 


Si no podés ver el video incrustado andá al blog
semanaraf.wordpress.com


A %d blogueros les gusta esto: