SemanaRAF 25 – 2017

18 de junio de 2017

MONITOREO y CONTROL

por Grupo Fliess

[Tiempo estimado de lectura: 1mm:30ss]

Hemos hablado -en las salidas anteriores- de cómo nuestros propósitos nos alientan a fijar objetivos y a comprometernos con las acciones necesarias para lograr lo que nos proponemos.

Es por eso que creemos necesario distinguir entre controlar resultados y monitorear acciones.

Cuando al finalizar un período sólo controlamos los resultados, ya estamos jugados; ya no hay mucho para hacer. Alcanzamos o no alcanzamos; ganamos o perdimos; aprobamos o desaprobamos.

Pero, si en nuestra planificación tuvimos en cuenta las acciones que tenemos que hacer para los logros que queremos alcanzar, y si además podemos fraccionarlo en unidades de tiempo más acotadas, podemos ir monitoreando si hicimos lo que nos habíamos propuesto. Veamos con ejemplos:

Si tengo 15 días para estudiar una materia de 15 bolillas y mi plan indica estudiar una bolilla por día; cada día puedo monitorear si lo hice o no para ir corrigiendo.

Lo mismo si me comprometí a vender una cierta producción mensual. Si al cierre del mes controlo las ventas, puedo haber cumplido o no pero ya no hay nada para hacer [en este período por lo menos]. Si, en cambio, en mi planificación vi que cada día tengo que realizar determinado número de llamados o visitas que -de acuerdo a mis estándares de venta- me aseguran el resultado necesario, entonces, cada día puedo monitorear mi actividad e ir corrigiendo los desvíos.

Comparemos con el GPS: no nos indica al final del viaje si llegamos o no; justamente, el valor que tiene es que nos va indicando permanentemente dónde estamos respecto de dónde queremos estar y si por lo que sea necesitamos desviarnos, nos indicará las correcciones para retomar el rumbo.

En nuestros planes financieros de largo plazo podemos revisar los avances periódicamente para ver si hace falta ajustar, reforzar -y por qué no- hasta tomarnos unas vacaciones y redireccionar. Pero para saberlo hay que monitorearlos.

Te invitamos a revisar juntos tu plan.


“No es lo mismo ser un padre bueno que un buen padre / Así como tener una pelota no te hace futbolista, tener un hijo no te convierte en padre” Minguito 


BONUS TRACK

Nuestro saludo y reconocimiento a todos los padres en este día.


SemanaRAF 21 – 2017

21 de mayo de 2017

JUBILACIÓN Y RETIRO

por Grupo Fliess

[Tiempo estimado de lectura: 45ss]

Parecen sinónimos pero no lo son. La jubilación es una situación a la que se puede acceder bajo determinadas condiciones legales y administrativas como haber cumplido cierta edad, cantidad de años con aportes al sistema de jubilaciones y pensiones; mientras que el retiro es una elección personal para la cual tienen que cumplirse también ciertas condiciones pero generalmente de orden financiero.

Una persona puede haber cumplido con todos los requisitos para jubilarse pero por diferentes razones elije no retirarse. Estas razones pueden ser que no le alcanza lo que percibe por su jubilación o también felizmente porque ama lo que hace y tiene energía para seguir haciéndolo.

Las combinaciones son varias pero lo que es deseable es que uno pueda elegir el momento en el que tenga ganas de retirarse.

Claro que para eso es necesario tener una fuente alternativa de ingresos.

 


“La pregunta no es a qué edad me voy a retirar, sino cuando junte cuánto dinero.” George Foreman


BONUS TRACK

Unas semanas atrás[1] decíamos que cuando la competencia promueve buenas ideas nos gusta compartirlas. Hoy te traemos un video muy claro que nos muestra cuatro pasos para planificar el retiro.

 [1] COMPETIR O COMPARTIR


SemanaRAF 18 – 2017

30 de abril de 2017

ENCUESTA: el trabajo ideal

por Grupo Fliess

[Tiempo estimado de lectura: 30ss]

Enmendando su error del año pasado, el calendario puso este 1º de mayo en día lunes.

Entonces mientras descansás merecidamente te vamos a pedir si querés participar de una encuesta que estamos haciendo para un trabajo de investigación acerca de las preferencias laborales.

La encuesta es cortita, no lleva más de un minuto y medio o dos si te quedás pensando y lo que busca es ver cuáles son las preferencias si pudiéramos diseñar nuestro trabajo tomando en cuenta variables como localización, relación con jefes, empleadores, movilidad, sectores y alguna otra pregunta.

Desde ya te lo agradecemos mucho y si estás interesado en los resultados y avances parciales podés poner una casilla de mail al final o mantener tu anonimato.

Encuesta – El trabajo ideal

 


“Consigue un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día en tu vida”.

 


BONUS TRACK

No tiene nada que ver con la celebración del día de los trabajadores pero nos encanta esta canción y su título viene al caso. 

Además a los más veteranos nos evoca recuerdos de una entrañable película de nuestros años mozos.


 


SemanaRAF 12 – 2017

19 de marzo de 2017

COMPETIR O COMPARTIR

por Grupo Fliess

[Tiempo estimado de lectura: 1mm:45ss]

Es evidente -o tal vez no tanto como nos ilusionamos- que estamos mutando de un paradigma competitivo a uno colaborativo.

Lo vemos en la cantidad de material compartido y disponible sin cargo en la web; en los programas y aplicaciones con código abierto.

Muchos crecimos en la vida comercial escuchando la frase “no avives giles” cada vez que compartíamos una información o un conocimiento con otros que no fueran de nuestro equipo [claro que cuando lo compartíamos de puertas adentro no nos decían nada].

Cuando vos creés profundamente en los beneficios del servicio que ofrecés, ocultar mensajes que sirvan para sembrar y hacer tomar consciencia es cuando menos una cierta forma de mezquindad o de falta de seguridad en la ventaja que tu propio servicio o producto ofrece para resolver dicho problema.

En GRUPO FLIESS le damos la bienvenida y celebramos cualquier mensaje que sirva para difundir la importancia de que una familia esté asegurada y que planifique su futuro financiero y lo hacemos posteando videos, infografía o mensajes elaborados por compañías que no representamos o por colegas a quienes también respetamos.

Creemos tanto en las ventajas diferenciales de los productos que ofrecemos, en la metodología de investigación y relevamiento de las necesidades previas a las propuestas y en el posicionamiento de marca de la compañía que representamos que no nos preocupa en lo más mínimo que nuestros clientes vean y conozcan los logos de otros. 


“Las creencias tienen el poder de crear y de destruir. Los seres humanos tienen la habilidad de tomar una experiencia en sus vidas y crear un significado destructivo o salvar sus vidas.” Anthony Robbins


BONUS TRACK

Gran trabajo de un colega.

Traducción

Es sorprendente todo lo que tenemos en común. Te despiertas temprano en la mañana y trabajas duro para proveer para tu familia todo lo necesario para un hogar: ropa, alimentos y tantas otras cosas.

Tu haces todo esto mientras yo reposo confiado y seguro esperando cumplir con mi compromiso.

Tengo fe y confío en que me mantendrás sin importar lo que ocurra.

Para yo poder sostener mi promesa necesitaré de tus ingresos y habrá días en los que otras cosas te parecerán más importantes que yo. Pero tengo esperanza en que recordarás que algún día tú y yo alternaremos los lugares.

Cuando tú mueras será mi turno de proveer vestimenta, alimento, refugio y todas las cosas que tú ya no podrás brindar a tus seres queridos.

A través de mí, tu legado continuará y nunca será olvidado.

Si alguna vez crees que cuesto más de lo que puedes afrontar, por favor recuerda para qué me elegiste alguna vez y te prometo que si tú haces tu parte, yo haré la mía: estaré cuando sea más importante.

Haré que se sientan orgullosos de ti.

Sinceramente,

Tu póliza de Seguro de Vida

 

 


Si no podés ver el video incrustado andá al blog
semanaraf.wordpress.com


SemanaRAF 05 – 2017

29 de enero de 2017

MI MEJOR LUGAR PARA TRABAJAR

por Mariano Durlach

[Tiempo estimado de lectura: 2mm:15ss]

En el libro Manifiesto para trabajar de forma más inteligente, los autores[1] preguntan:

¿Cuándo, dónde y cómo trabaja mejor?

teletrabajoEl paradigma común, al que estamos acostumbrados o al que tuvimos que adaptarnos es a hacerlo de 9:00 a 18:00, en una oficina, local, fábrica, pero… ¿Es nuestra mejor respuesta?

Veamos… ¿Qué es lo que hace que vayamos a un lugar de trabajo? En general lo hacemos porque ahí están…

… las herramientas. Se entiende en una fábrica o taller donde la maquinaria es compartida. De otra forma mucha gente trabaja en su casa con herramientas pequeñas.

Los llamados trabajadores del conocimiento van a las oficinas porque ahí están las computadoras pero ahora éstas caben en la mochila y ni siquiera es necesario porque cada vez más se trabaja conectado a una red. No importa si estás en tu escritorio, en otra sala de la empresa, en tu casa o en un aeropuerto. Ahí donde estés, te conectás y ya estás disponible para una reunión virtual, para chatear, enviar una propuesta, responder mails o para una tarea que requiera concentración.

… los clientes. Por supuesto, si atendés un kiosco a la calle o un local comercial al que el cliente entra o va a buscar tu mercadería, no podés dejar de ir. Tené en cuenta nomás lo que se llama la experiencia del cliente, fijate las tendencias porque puede ser que tu producto lo puedas vender por internet y tener un local a la calle de depósito te esté saliendo carísimo.

… los equipos. Si la tarea requiere de varias personas actuando físicamente en simultáneo para lograr los propósitos y objetivos entonces seguirán reuniéndose en un mismo lugar en un momento compartido. Obras de teatro, espectáculos deportivos, filmaciones de películas [no sé cuánto tiempo podré sostener este ejemplo, ya me estoy imaginando escenas actuadas por separado y montadas en un set virtual].

Cada vez más los equipos de trabajo están dispersos por el mundo; o aunque estén en una misma localidad, cada uno tiene múltiples compromisos y cada uno puede hacer su parte de la tarea en el momento en que mejor le quede, cuando más poder de concentración tenga. Por supuesto que requiere de acuerdos y compromisos de cumplimiento.

También las reuniones que son fuente de convocatoria para ir al trabajo, se están reemplazando -tecnología mediante- por encuentros virtuales múltiples, incluso compartiendo pantallas.

… los jefes. En el paradigma de control y de trabajo por horas en lugar del trabajo por objetivos basado en la colaboración y confianza, los jefes siguen necesitando ver a sus colaboradores trabajando.

Cuando el compromiso está puesto en trabajar para un propósito; cuando todos tienen claro cuáles son los “entregables”; cuando el jefe pasa a ser uno más del equipo con rol de colaborador y no de controlador; cuando cada uno sabe qué tiene que hacer, para cuándo lo tiene que hacer y cómo lo tiene que hacer, entonces elegirá cuándo, dónde y cómo lo hará.

[1] Guy Clapperton y Philip Vanhoutte.

– – – o – – –

“Tal vez el mayor reto en adoptar las nuevas formas de trabajo no esté en los colaboradores sino en los directivos.”

– – – o – – –

BONUS TRACK

Cuando digo que imagino actores grabando sus papeles y un director de cámara compaginando todo en un set virtual no es que sea un visionario… Es simplemente replicar de alguna manera lo que hace Eric Whitacre grabando voces de diferentes lugares del mundo y compaginándolo en un gran coro virtual. 

Nota: la canción interpretada por el coro dura 5 minutos, los otros 8 minutos son los créditos para los 5905 cyber-coreutas.

 

– – – o – – –


SemanaRAF 04 – 2017

22 de enero de 2017

PERCEPCIÓN DEL RIESGO

por Grupo Fliess

[Tiempo estimado de lectura: 1mm:30ss]

matriz-de-riesgo

Nuestra percepción de que algo es riesgoso tiene que ver con el grado de impacto o daño que ese hecho puede generar y la probabilidad de que ocurra.

Un terremoto en la ciudad de Bs As sería devastador pero no lo vemos como un riesgo porque la probabilidad de ocurrencia es casi nula.

Los gráficos o matrices que se usan para visualizar el riesgo nos indican zonas rojas sobre las que tendremos que pensar en las acciones necesarias para mitigarlos, o preferentemente prevenirlos para que al bajar su probabilidad el riesgo baje.

Los que caen en zonas verdes son aquellos que por su baja probabilidad de ocurrencia o porque su impacto es mínimo nos invitan a no descuidarnos trabajando en la prevención para que no se corran los indicadores. Las zonas intermedias, de riesgos moderados, tal vez sean los más traicioneros o los que más trabajo nos dan a quienes asesoramos en la prevención y en el aporte de soluciones.

Curioso es el caso del Seguro de Vida. La probabilidad de ocurrencia del hecho -la muerte- es del 100%. De hecho es el único riesgo en seguros que sabemos que sí o sí va a ocurrir.

Claro que lo que para cada persona puede mover el indicador es la percepción del impacto de acuerdo al momento en que ocurra. Para una familia con muchas reservas financieras, el impacto será obviamente menor que para otra que no tiene nada y no será el mismo impacto si los hijos ya son independientes que si tienen toda una educación por delante.

Podemos poner montones de ejemplos para invitarte a que los ubiques en la matriz pero creemos que el que más te va a servir es el tuyo y el de tu familia. Podés preguntarte ¿cuál es el impacto de mi muerte en este momento en las finanzas de mi familia y qué probabilidades hay de que ocurra?

– – – o – – –

“En la fila estamos todos… Lo que no sabemos es en qué lugar” Saber popular

– – – o – – –

BONUS TRACK

Estar asegurado sirve para mitigar el impacto del hecho no deseado y nos permite disminuir las preocupaciones.

 “La muerte no asusta tanto cuando tenés seguro de vida”


SemanaRAF 03 – 2017

15 de enero de 2017

HABILIDAD PARA RESPONDER

por Mariano Durlach

[Tiempo estimado de lectura: 2mm:30ss]

respuesta-tecnicaNos llega información increíble acerca de las posibilidades de respuesta que las TIC [Tecnologías de Información y Comunicación] ya están en condiciones de proveernos a partir de la inteligencia artificial y el acceso a la Big Data.

Vaticinios y augurios acerca de la desaparición de profesiones como médicos, abogados, traductores, conductores de vehículos, entre otros, de a ratos me parecen impensables y de a ratos las veo casi con claridad. Confieso también que esto me genera emociones que saltan del asombro a la angustia, incertidumbre y también a cierta esperanza que en algún otro posteo explicaré y ustedes dirán si lo mío es actitud positiva o pura inocencia defensiva.

Voy a contar dos experiencias personales que me hicieron pensar en cómo nos podemos preparar para no ser reemplazados, o por lo menos para seguir teniendo protagonismo y que nos sigan prefiriendo a los dispositivos virtuales.

Caso 1. Un familiar mío sufre un accidente doméstico y ante el dolor sostenido producto del golpe vamos a la guardia. El médico pide una radiografía y con esos datos y en base a su experiencia -sumatoria de observaciones interpretadas y memorizadas- emite su diagnóstico: “no hay fractura”.

Cuatro días después el dolor insoportable nos sugiere volver a la guardia a ver qué puede estar pasando. Un segundo médico, con una radiografía de mayor definición puede ver, nuevamente de acuerdo a su experiencia, una mancha que parece indicar una fisura en el hueso en la zona de dolor. Emite un nuevo diagnóstico, ahora recomendando no pisar, inmovilizar la pierna y rigidizar la rodilla con una férula y “…pedí turno con el doctor especialista en esa zona”.

Una semana después, el tercer profesional, nuevamente con los mismos datos y de acuerdo a su propia experiencia determina que para ese mismo diagnóstico no hay que inmovilizar la rodilla y que no hay problema en pisar porque el peso va por la tibia [el hueso grueso entre el pie y la rodilla] y la fisura está en el peroné [el hueso finito que va en paralelo]. ¡Suena lógico! Receta un calmante para el dolor y sesiones de kinesiología y magnetoterapia para ayudar a soldar.

Observación y conclusión: Estamos frente a una sumatoria de datos e información que cualquier computadora con mucha de esta información [miles de radiografías almacenadas] y muchos diagnósticos ordenados, sencillamente podría emitir un veredicto con mayor precisión que la que pueda emitir uno, dos o tres profesionales deliberando. Tal vez en un futuro no muy lejano, los médicos serán los responsables de validar o no las decisiones que propongan las computadoras.

Caso 2. Un cliente me hace una consulta muy técnica acerca de su estado de cuenta actual respecto del de hace dos años. Recopilo la información disponible y a mi alcance, contrasto los datos entre los dos momentos, apelo a mi escasa memoria de lo que pasó en el mundo de las finanzas entre los dos momentos y hago mi interpretación. Ni buena, ni mala, ni la única, ni la mejor: simplemente la mía.

Ahora bien, el próximo paso es lograr que mi cliente comprenda esta interpretación y la asimile emocionalmente de la mejor forma posible. En este caso yo corría con ventaja porque es médico [pura casualidad y ninguna relación con el caso 1 ni con los cuentos de venganzas entre médicos y mecánicos].

Lo que planteo no es una crítica a los profesionales sino una invitación a reflexionar que como profesionales vamos a tener cada vez más acceso a información y datos o al uso de computadoras interconectadas y con rapidez de acceso a los mismos; como si fuera tener disponible la suma del conocimiento.

Lo que está pasando por ahora es que si bien toda la info existe -alguna más disponible que otra- pero está ordenada y clasificada de forma tan compleja o difícil de acceder que no nos permite, o nos llevaría mucho tiempo hacer diagnósticos con la misma precisión que una computadora.

Lo que nos podrá diferenciar de la pantalla o dispositivo tecnológico será la forma de comunicar  las buenas o malas noticias de ser humano a ser humano. De alguna forma como tales deberemos mantener la empatía y conexión emocional por lo menos hasta que las computadoras también las tengan programadas. Ya no descarto esa posibilidad.

– – – o – – –

“La gente te recordará, no tanto por lo que hiciste como por la forma en que la trataste”

– – – o – – –

BONUS TRACK

Estamos viviendo una transición laboral de humanos robotizados a robots humanizados. 

 

– – – o – – –

 


A %d blogueros les gusta esto: