SemanaRAF 42 – 2017

15 de octubre de 2017

LAS MAMIFLIESS

[Tiempo estimado de lectura: 30ss]

En este día tan especial vamos a saludar y reconocer muy especialmente a las madres que integran el equipo. Ellas son:

Adriana / Yanina / Silvina / Carmen / Ester / Norma / Miriam / Graciela / Luisa / Geraldine / Luisina / Mónica / Andrea / Stella / María Rosa / Silvina / Sofía / Viviana / Carolina / Viviana.

A todas ellas les reconocemos su valor y su amor incondicional que sin dudas es inspirador a la hora de asesorar a sus clientes.

Nos gustaría hacer un collage con todas la madres que son clientes y amigas de la agencia… ¡pero son muchas! 😉

 


“Cuando era niño y veía imágenes escalofriantes en las noticias, mi madre siempre me decía que me fijara en la gente que estaba ayudando. Siempre había alguien que estaba ayudando.” Fred Rogers


BONUS TRACK

Saludamos a otra madre muy especial, madre de todos y a la que en conjunto necesitamos.

 

Anuncios

SemanaRAF 39 – 2017

24 de septiembre de 2017

RECONOCIMIENTO Y RECOMPENSA

por Grupo Fliess

[Tiempo estimado de lectura: 45ss]

El re conocimiento es una de las posibilidades, al final de un ciclo parcial o final, de revisar lo que se aprendió. Tanto las cosas para repetir como las que convendrá hacer de otra forma.

Cuando nos reconocen nos vuelven a conocer en otro escalón o desde otro punto de vista. Lo mismo cuando nosotros reconocemos a otros y ni hablar a nosotros mismos.

La recompensa, re-compensa el esfuerzo y los sacrificios hechos; los logros obtenidos y los objetivos cumplidos. También la recompensa puede ser una forma de reconocimiento y seguramente el reconocimiento nos dará el sabor de una recompensa. ¿Cuántas cosas hacemos sólo por el reconocimiento?

Aquellos que somos independientes podemos establecer mecanismos de auto reconocimiento y recompensa. Por ejemplo, si me gusta leer puedo establecer un objetivo de logros y resultados ligado a capítulos o páginas de un libro. Lo mismo si te gusta pintar o tocás algún instrumento musical. ¡Ojo con los gastronómicos! O sí… Pero que sean saludables 😉

Los podemos establecer por semana, por día, por hora; siempre con una relación equilibrada entre los resultados y el premio.

¿Cómo te gustaría reconocerte y recompensarte? ¿Con quién te gustaría compartir tus logros?


“Una bella ancianidad es comúnmente, la recompensa de una bella vida.” Pitágoras


BONUS TRACK

Hay celebraciones desbordadas por la emoción. 

 


SemanaRAF 38 – 2017

17 de septiembre de 2017

¿ORDENES O PEDIDOS?

por Grupo Fliess

[Tiempo estimado de lectura: 1mm:30ss]

 

Cuando algo no está como queremos, cuando vemos que podría estar mejor pero dependemos de otros; o simplemente deseamos que sea otra persona quien lo resuelva, tenemos el recurso de pedirlo.

El título del post hace referencia a que podríamos dar una orden -que es una forma particular de hacer pedidos- una forma en la cual justamente, se espera la ejecución directa de esa solicitud en lugar de obtener un compromiso previo. Es decir que la principal diferencia entre una orden y un pedido, es que ésta última lo que busca es obtener un sí o un no. Si obtenemos un sí, lo que tenemos es un compromiso de alguien para hacer eso que le pedimos; si obtenemos un no, ya sabemos que tenemos que resolverlo con otra persona, o renegociar condiciones. La orden no espera una negativa, ni siquiera espera un sí. Asume que el pedido se cumplirá.

En el modelo tradicional de liderazgo y también educativo, estamos acostumbrados, dada la asimetría de poder, a usar órdenes en lugar de pedidos. A nuestros hijos les ordenamos que hagan la cama, las tareas y lo que queremos que hagan; lo mismo si somos jefes. Lo curioso es que estamos tan acostumbrados a dar órdenes que usamos el modo imperativo para tratar entre pares: “Dame la carpeta” le pedimos a un compañero de trabajo.

Hacer pedidos de forma eficaz tiene un protocolo:

– Le hacemos el pedido concreto a alguien en particular. Evitamos los pedidos al aire o declaraciones de lo que falta.
– Nos aseguramos de que las condiciones de satisfacción estén claras, preacordadas o las enunciamos si hiciera falta.
– Establecemos el factor temporal; es decir un plazo para el cumplimiento o un tiempo durante el cual necesitamos de la acción.

La falta de cualquiera de estas formas puede traer malos entendidos o directamente que lo que creemos que estamos pidiendo no sea interpretado como tal. “Esto es un desastre” es sólo una opinión; no es un pedido para que los chicos hagan orden o para que el equipo mejore el desempeño.

 

 


“Es más fácil pedir perdón de lo que es conseguir permiso”.  Grace Hopper

 


BONUS TRACK

Cómo hacer un pedido eficaz.

 


SemanaRAF 37 – 2017

10 de septiembre de 2017

PREPARARNOS PROFESIONALMENTE…
…para lo que no queremos que pase.

por Grupo Fliess

[Tiempo estimado de lectura: 45ss]

Una parte muy triste de nuestro trabajo es justamente la misma que le da sentido. Es una paradoja similar a lo que les puede pasar a los bomberos o a los médicos de catástrofes -tema sensible en estos días- que se entrenan y preparan para algo que no quieren que pase.

Y entonces cada tanto nos toca acompañar a los familiares de nuestros asegurados en la tramitación para la liquidación de un seguro. Momento de dolor [porque siempre hay un vínculo afectivo con nuestros clientes] que requiere de una cuota de frialdad necesaria para pensar en todo lo que hace falta presentar, que no se escape una firma, un dato, un aval o documento para que todo fluya como debe y la compañía cumpla con aquello a lo que se comprometió. Y por lo que nosotros confiamos en ella también.

En estos momentos es cuando se nos graba un poco más a fuego el valor de nuestro trabajo.

 


“Cualquier razón que alguien esgrima para no contratar un seguro de vida sonará ridícula para sus deudos.” Anónimo


BONUS TRACK

La otra parte de nuestros planes, a la que sí aspiramos y queremos que se cumpla, es la de alcanzar las metas financieras de largo plazo. Esta metáfora es clara como el agua de la misma historia… 

 


SemanaRAF 36 – 2017

4 de septiembre de 2017

USOS DEL SEGURO
[El caso de la persona clave]

por Grupo Fliess

[Tiempo estimado de lectura: 45ss]

Cuando un artista, un deportista o también un profesional son “el producto” en oferta es cuando estamos frente al caso que llamamos “persona clave”.

Es más visible y obvio el caso de artistas y deportistas que tienen contratos -a veces millonarios- y de fallecer o quedar incapacitados estos compromisos no podrían cumplirse. En estos casos los seguros cubren el incumplimiento ante los clientes o contratantes.

Es muy común que una pequeña empresa tenga alguna persona, que no podríamos decir que sea el centro de la escena, pero sí que en caso de pasarle algo el funcionamiento se vería afectado y su reemplazo tendría un costo más alto que otras: un profesional o técnico; un responsable de cuentas o vendedor…

A veces los seguros se toman por plazos limitados: escritores mientras escriben un libro;  actores durante el rodaje de una película o mientras la obra de teatro está en cartel.

Estos son algunos ejemplos… ¿Qué otro caso de persona clave se te ocurre?

 


“Nadie es imprescindible. Pero a algunos se los extraña más que a otros.”


BONUS TRACK

Y hablando de cuestiones de prescindibilidad… Te presentamos a “alguien” que sí lo es y a quien debemos cuidar con humildad.

 


SemanaRAF 17 – 2017

23 de abril de 2017

TIEMPOS DE LECTURA Y REUNIONES

por Mariano Durlach

[Tiempo estimado de lectura: 30ss]

Me está pasando seguido que ante un mail explicativo o en el cual ordeno ideas para un proyecto compartido, donde intercalo algunas consultas y dudas o pido aclaración, al cabo de un tiempo prudencial no recibo respuesta o comentarios al respecto.

Ante el reclamo o consulta, la respuesta invariablemente es algo así como: “uh… es que era muy larga para leer”.

En esta era de acercamiento digital… ¿Cuánto tiempo nos lleva leer y responder un mail contra el ahorro de tiempo de reuniones y traslados? 

 


“He hecho esta carta más larga de lo usual porque no tengo tiempo para hacer una más cortaBlaise Pascal


BONUS TRACK

Y si de tiempo se trata, reflexionemos a partir de este clásico…

 

 


SemanaRAF 14 – 2017

2 de abril de 2017

MISIÓN – VISIÓN – VALORES

por  Mariano Durlach

[Tiempo estimado de lectura: 1mm:20ss]

Mucho se habla y a veces hasta confundiéndonos acerca de estas distinciones. En algunas organizaciones vemos cuadros muy lindos en las recepciones y páginas web con declaraciones que ni los miembros se han detenido a leer y que en el mejor de los casos fueron enunciadas con gran convencimiento por los fundadores y con el paso de los años nadie se ocupó de revisar. No para cambiarlas, aunque podría ocurrir que un cambio renueve las motivaciones, sino también para reforzarlas.

Mientras que la visión refleja un estado de situación en determinado momento del futuro, la misión es lo que nos guía para elegir las acciones a realizar en el presente. La visión es como el faro de los navegantes; no importa para dónde nos lleven las corrientes y los vientos, siempre deberemos acomodar las velas redirigiendo la embarcación hacia él.

Nuestra misión -personal u organizacional- es lo que define y le da respuesta a la pregunta de ¿para qué estamos en este momento de la historia y en este lugar? No define lo que hacemos, sino para qué lo hacemos. Cuando la misión es poderosa y comprendida por todo el equipo, se convierte en líder. Las misiones trascienden a los líderes.

Nuestros valores son los que definen y ponen límites a la hora de elegir cómo vamos a hacer lo que debamos hacer para cumplir con nuestra misión y alcanzar nuestra visión. Los valores reales definen las acciones que no se negocian.

A menos de cuatro años del fin de la década un buen ejercicio puede ser revisar cómo nos vemos al finalizar 2020.


Algunos posteos en los que hemos tratado acerca de estos temas

Cuando el líder es la misión

Visualización

La misión

Nuestra misión y valores


“No busques personas con tus mismos gustos; buscá personas con tus mismos valores.”


BONUS TRACK

Estos dos simpáticos personajes nos explican muy bien el concepto de la misión. Es aquello que vamos a hacer todo el tiempo para que ocurra lo que queremos que ocurra. Para estar como queremos estar.

 


A %d blogueros les gusta esto: