SemanaRAF 17 – 2017

23 de abril de 2017

TIEMPOS DE LECTURA Y REUNIONES

por Mariano Durlach

[Tiempo estimado de lectura: 30ss]

Me está pasando seguido que ante un mail explicativo o en el cual ordeno ideas para un proyecto compartido, donde intercalo algunas consultas y dudas o pido aclaración, al cabo de un tiempo prudencial no recibo respuesta o comentarios al respecto.

Ante el reclamo o consulta, la respuesta invariablemente es algo así como: “uh… es que era muy larga para leer”.

En esta era de acercamiento digital… ¿Cuánto tiempo nos lleva leer y responder un mail contra el ahorro de tiempo de reuniones y traslados? 

 


“He hecho esta carta más larga de lo usual porque no tengo tiempo para hacer una más cortaBlaise Pascal


BONUS TRACK

Y si de tiempo se trata, reflexionemos a partir de este clásico…

 

 


SemanaRAF 14 – 2017

2 de abril de 2017

MISIÓN – VISIÓN – VALORES

por  Mariano Durlach

[Tiempo estimado de lectura: 1mm:20ss]

Mucho se habla y a veces hasta confundiéndonos acerca de estas distinciones. En algunas organizaciones vemos cuadros muy lindos en las recepciones y páginas web con declaraciones que ni los miembros se han detenido a leer y que en el mejor de los casos fueron enunciadas con gran convencimiento por los fundadores y con el paso de los años nadie se ocupó de revisar. No para cambiarlas, aunque podría ocurrir que un cambio renueve las motivaciones, sino también para reforzarlas.

Mientras que la visión refleja un estado de situación en determinado momento del futuro, la misión es lo que nos guía para elegir las acciones a realizar en el presente. La visión es como el faro de los navegantes; no importa para dónde nos lleven las corrientes y los vientos, siempre deberemos acomodar las velas redirigiendo la embarcación hacia él.

Nuestra misión -personal u organizacional- es lo que define y le da respuesta a la pregunta de ¿para qué estamos en este momento de la historia y en este lugar? No define lo que hacemos, sino para qué lo hacemos. Cuando la misión es poderosa y comprendida por todo el equipo, se convierte en líder. Las misiones trascienden a los líderes.

Nuestros valores son los que definen y ponen límites a la hora de elegir cómo vamos a hacer lo que debamos hacer para cumplir con nuestra misión y alcanzar nuestra visión. Los valores reales definen las acciones que no se negocian.

A menos de cuatro años del fin de la década un buen ejercicio puede ser revisar cómo nos vemos al finalizar 2020.


Algunos posteos en los que hemos tratado acerca de estos temas

Cuando el líder es la misión

Visualización

La misión

Nuestra misión y valores


“No busques personas con tus mismos gustos; buscá personas con tus mismos valores.”


BONUS TRACK

Estos dos simpáticos personajes nos explican muy bien el concepto de la misión. Es aquello que vamos a hacer todo el tiempo para que ocurra lo que queremos que ocurra. Para estar como queremos estar.

 


SemanaRAF 11 – 2017

12 de marzo de 2017

SOCIOS y AMIGOS

por Grupo Fliess

[Tiempo estimado de lectura: 2mm:00ss]

Hace algún tiempo nos mandaron una serie de preguntas para elaborar una nota sobre emprender con amigos y queríamos compartir dos de ellas referidas a los acuerdos previos. En próximas salidas algunos consejos un poco más duros pero no menos importantes para asegurar la continuidad de las sociedades.

– ¿En qué medida emprender con amigos puede profundizar o quebrar el vínculo amistoso?

Lo primero que nos une a nuestros amigos generalmente es que hay muchos valores compartidos. Pero una cosa son los valores en una relación de amistad y otra en una laboral. Por ejemplo, supongamos que para mi amigo el estudio o su formación académica esté entre sus principales motivaciones. A nivel de amistad puede ser que nos distancie los fines de semana cuando yo lo invite a ir a pescar y él prefiera quedarse a estudiar. Ahora bien… ¿qué pasa si nos asociamos y él se va a estudiar en lugar de quedarse más horas trabajando para cumplir con un cliente o armar un presupuesto? Ninguno de los dos tiene razón, el problema es si no pusimos en claro cuáles son las prioridades, los valores, lo que realmente es lo importante y valioso para cada uno.

Por otra parte, puede ser que alguna picardía de mi amigo para colarse en un recital me resulte simpática mientras que vea inaceptables otras prácticas non sanctas aplicadas a los negocios.

En definitiva se trata de tener bien trabajados los valores con los cuales nos vamos a manejar.

– ¿Qué cosas hay que dejar en claro antes de emprender con amigos?

Creo que hay que dejar bien aclaradas las expectativas; los valores mencionados antes; lo que es importante para cada uno. Entre ellos tienen que trabajar los acuerdos internos. Hay guías y metodología para ayudar en este proceso fundacional. El equipo se construye día a día y no sólo los líderes sino todos los miembros tienen que estar al tanto y conocer cuál es la misión o el sentido de la existencia del mismo; también todos los que se vayan sumando al proyecto tienen que conocer cuáles son los valores con los cuales se va a operar. Es dejar en claro: “acá jugamos con estas reglas”.

Desde mi punto de vista dejar estas cosas en claro y por escrito, es tan importante como dibujar los planos de un edificio antes de construirlo. Imaginemos lo que puede ser un edificio que se va construyendo sin diseño previo y sin planos.

Ver la nota publicada en la Revista Luz Nº 483 de Editorial Perfil. Emprender con amigos

“Un equipo de hombres que se respetan y se quieren es invencible. Y si no lo es, más vale compartir la derrota con los amigos, que la victoria con los extraños o los indeseables.” Alejandro Dolina

 


BONUS TRACK

Dedicado a los emprendedores que son el motor de la economía. 


Si no podés ver el video andá al blog

Leer el resto de esta entrada »


SemanaRAF 07 – 2017

12 de febrero de 2017

INDICADORES DE ÉXITO

por Mariano Durlach

[Tiempo estimado de lectura: 1m:30ss]

indicadoresDos de las tantas preguntas que formula un coach antes de iniciar un proceso o programa de transformación grupal o individual; comercial o personal; o de la índole que sea son: “¿Cómo vamos a saber que alcanzamos el éxito?” y ¿Cómo vamos a ir viendo los avances?

Hay programas o proyectos en los que el avance es claro: m2 de construcción de paredes; $$ en una cuenta de inversión; facturación; ventas por cada visita; reducción de costos… Son lo que llamamos indicadores duros o fácticos. Son indiscutibles y el éxito o fracaso se determinará de acuerdo a las metas fijadas.

Pero no todos los proyectos tienen indicadores de satisfacción tan métricos o cuantificables. Cuando iniciamos un programa para mejorar el bienestar de las personas dentro de una organización; el compromiso entre los miembros de un equipo; la confianza imperante entre clientes y proveedores, por poner algunos ejemplos, no resulta tan fácil -o tal vez tan obvia la medición.

En estos casos es clave identificar esos indicadores; muchas veces salidos de los estándares comunes. Claro.. ¿a quién se le va a ocurrir, antes de empezar un programa de construcción de equipos -por ejemplo- medir la calidad y cantidad de saludos entre los participantes? Pero resulta que entre otros hechos observables antes apenas si se decían un “buen día” por educación al llegar y ahora se saludan de beso e interesados por cómo les fue en la facu ayer?

A nivel personal nos resulta más fácil medir nuestro propio éxito en unidades duras. Pero, nuevamente: ¿cómo medimos nuestro aprendizaje, nuestra sabiduría, la mejora en las relaciones con los demás, nuestra espiritualidad y tantas otras cuestiones que seguramente nos darán satisfacciones más sustentables?

Entonces… Para este año que está jovencito aún y con todo por hacer: ¿Cómo vas a saber que lograste lo que te propusiste?

 

– – – o – – –

“No todo lo que importa se puede medir; ni todo lo que se puede medir importa”

– – – o – – –

BONUS TRACK

El Gato de Cheshire a Alicia…

 

– – – o – – –

Si no podés ver el video incrustado andá al blog
semanaraf.wordpress.com


SemanaRAF 05 – 2017

29 de enero de 2017

MI MEJOR LUGAR PARA TRABAJAR

por Mariano Durlach

[Tiempo estimado de lectura: 2mm:15ss]

En el libro Manifiesto para trabajar de forma más inteligente, los autores[1] preguntan:

¿Cuándo, dónde y cómo trabaja mejor?

teletrabajoEl paradigma común, al que estamos acostumbrados o al que tuvimos que adaptarnos es a hacerlo de 9:00 a 18:00, en una oficina, local, fábrica, pero… ¿Es nuestra mejor respuesta?

Veamos… ¿Qué es lo que hace que vayamos a un lugar de trabajo? En general lo hacemos porque ahí están…

… las herramientas. Se entiende en una fábrica o taller donde la maquinaria es compartida. De otra forma mucha gente trabaja en su casa con herramientas pequeñas.

Los llamados trabajadores del conocimiento van a las oficinas porque ahí están las computadoras pero ahora éstas caben en la mochila y ni siquiera es necesario porque cada vez más se trabaja conectado a una red. No importa si estás en tu escritorio, en otra sala de la empresa, en tu casa o en un aeropuerto. Ahí donde estés, te conectás y ya estás disponible para una reunión virtual, para chatear, enviar una propuesta, responder mails o para una tarea que requiera concentración.

… los clientes. Por supuesto, si atendés un kiosco a la calle o un local comercial al que el cliente entra o va a buscar tu mercadería, no podés dejar de ir. Tené en cuenta nomás lo que se llama la experiencia del cliente, fijate las tendencias porque puede ser que tu producto lo puedas vender por internet y tener un local a la calle de depósito te esté saliendo carísimo.

… los equipos. Si la tarea requiere de varias personas actuando físicamente en simultáneo para lograr los propósitos y objetivos entonces seguirán reuniéndose en un mismo lugar en un momento compartido. Obras de teatro, espectáculos deportivos, filmaciones de películas [no sé cuánto tiempo podré sostener este ejemplo, ya me estoy imaginando escenas actuadas por separado y montadas en un set virtual].

Cada vez más los equipos de trabajo están dispersos por el mundo; o aunque estén en una misma localidad, cada uno tiene múltiples compromisos y cada uno puede hacer su parte de la tarea en el momento en que mejor le quede, cuando más poder de concentración tenga. Por supuesto que requiere de acuerdos y compromisos de cumplimiento.

También las reuniones que son fuente de convocatoria para ir al trabajo, se están reemplazando -tecnología mediante- por encuentros virtuales múltiples, incluso compartiendo pantallas.

… los jefes. En el paradigma de control y de trabajo por horas en lugar del trabajo por objetivos basado en la colaboración y confianza, los jefes siguen necesitando ver a sus colaboradores trabajando.

Cuando el compromiso está puesto en trabajar para un propósito; cuando todos tienen claro cuáles son los “entregables”; cuando el jefe pasa a ser uno más del equipo con rol de colaborador y no de controlador; cuando cada uno sabe qué tiene que hacer, para cuándo lo tiene que hacer y cómo lo tiene que hacer, entonces elegirá cuándo, dónde y cómo lo hará.

[1] Guy Clapperton y Philip Vanhoutte.

– – – o – – –

“Tal vez el mayor reto en adoptar las nuevas formas de trabajo no esté en los colaboradores sino en los directivos.”

– – – o – – –

BONUS TRACK

Cuando digo que imagino actores grabando sus papeles y un director de cámara compaginando todo en un set virtual no es que sea un visionario… Es simplemente replicar de alguna manera lo que hace Eric Whitacre grabando voces de diferentes lugares del mundo y compaginándolo en un gran coro virtual. 

Nota: la canción interpretada por el coro dura 5 minutos, los otros 8 minutos son los créditos para los 5905 cyber-coreutas.

 

– – – o – – –


SemanaRAF 51 – 2016

18 de diciembre de 2016

NUESTRAS SEGURIDADES

por Mariano Durlach

[Tiempo estimado de lectura: 1 minuto]

arbolito-de-abrazosEn un encuentro al que asistí, el expositor invitaba a preguntarnos:

¿Cuáles son las bases de nuestras seguridades?

¿Cuáles son las bases de nuestra energía, nuestra motivación y optimismo?

¿En qué nos inspiramos? ¿Quiénes nos inspiran?

Frente a los vaivenes, a los cambios de correntada y de dirección del viento, sabemos que tenemos que acomodar las velas de forma tal de que el barco vaya a donde queremos ir, al puerto que nos espera. ¿En qué basamos la seguridad de la elección de ese puerto? ¿En qué basamos la seguridad que nos da esa embarcación?

Si la metáfora geográfica no nos hace sentido podemos preguntarnos ¿Qué cosas queremos que ocurran? ¿En qué basamos la seguridad de nuestro deseo? ¿Qué es lo que hace que estemos seguros de que eso es lo mejor para nosotros?

Planteadas las preguntas así nomás, sin ponernos en contexto pueden sonar tan amplias como inútiles. La invitación es a enfocar cada set de preguntas en cada contexto en el que estemos comprometidos: nuestro trabajo, nuestra familia, nuestra comunidad y tal vez pueda pasar que las preguntas se vayan respondiendo transversalmente.  Puede ser que una de mis seguridades para emprender un nuevo trabajo justamente sea el apoyo de mi familia.

Estas respuestas luego podrán ser la base para determinar las acciones.

Te dejamos el ejercicio planteado para estos momentos de balance de fin de año… O tal vez para esos momentos de relax en las vacaciones… O -¿por qué no?- para charlar en esta Navidad.

 

– – – o – – –

“Simple y profundamente a la vez: les deseamos una muy linda semana de Navidad” Grupo Fliess

– – – o – – –

BONUS TRACK

Empecemos a vivir y crear el espíritu de la Navidad agradeciendo, reflexionando y también gozando de buena música.

 

– – – o – – –

Si no podés ver el video incrustado andá al blog
semanaraf.wordpress.com


SemanaRAF 43 – 2016

23 de octubre de 2016

SIMETRÍA EN LAS RELACIONES

por Mariano Durlach

[Tiempo estimado de lectura: 1 minuto]

mafalda-respetoEn toda conversación existe una relación entre los “conversandos”; esa relación puede ser simétrica como sería la que se da entre amigos, compañeros de estudio o de trabajo de igual jerarquía; o puede existir alguna asimetría dado el rol de cada una de las personas.

Ejemplos de relaciones asimétricas son las que existen entre padre/madre e hijos; entre profesores y alumnos; jefes y subordinados; incluso entre profesionales y pacientes. La asimetría entre vendedor y cliente no escapa a esta percepción de supuesto poder y autoridad conferida.

Tanto como padres, educadores, líderes, profesionales y/o asesores cuánto más podamos achicar esa percepción y hablar desde nosotros mismos y no desde nuestro rol o cargo, más fácil nos resultará la llegada y la comunicación.

Les dejo un diálogo entre el Rey Menandro I y el sabio Nagasena:

– Honorable Nagasena, quieres entrar en una conversación conmigo?
– Si su Majestad quiere hablar conmigo como los sabios hablan entre sí, quiero; pero si su Majestad quiere hablar conmigo como los reyes hablan entre sí, entonces no quiero.
– ¿Cómo conversan entre sí los sabios, honorable Nagasena?
– Los sabios no se enfadan cuando son acorralados y los reyes sí.

Entonces el rey acepta una conversación en igualdad de condiciones.

– – – o – – –

“Existimos en una delicada, dinámica y omnipresente red de relaciones humanas. Lo que nos diferencia de una jauría es comprender que existimos gracias a otros.” Filosofía Ubuntu

– – – o – – –

BONUS TRACK

¿Quién ayuda a quién cuando hay simetría?

 

– – – o – – –

Si no podés ver el video incrustado andá al blog
semanaraf.wordpress.com


A %d blogueros les gusta esto: