SemanaRAF 29 – 2018

16 de julio de 2018

SER VENDEDOR II

por Mariano Durlach

[Tiempo estimado de lectura: 1m:30ss]

La semana pasada comentábamos acerca de los mitos de “ser vendedor”, y casi simultáneamente nos llegó una nota brillante acerca del profesionalismo de los productores de seguros [*].

En los tres primeros puntos del análisis referido a las competencias y cualidades que debe tener un empresario se destacan las comerciales. Lo que sin eufemismos significa vender.

Lo que yo enunciaba con respecto al prestigio del vendedor, el autor lo refiere así:

Exige liberarse de prejuicios, vinculados a cómo el agente es visto por la sociedad. Muchos consideran que desarrolla una actividad de bajo nivel profesional, pero está lejos de ser así. La crítica de los otros surge del complejo  de no poder hacer un trabajo de venta que es más complejo de lo que creemos. Lamentablemente, es una profesión que suele tener mala fama; se cree que los “malos caminos”  llevan a los otros a  vender seguros.

Luego sostiene que un emprendedor o para desarrollarse en el mundo de los negocios, hay que ser un excelente vendedor

Dentro de las múltiples tareas del agente, vender es la más importante y la mayor parte de la gente le tiene pánico a vender. Pero, en lugar de reconocer que no pueden o no saben hacerlo, prefieren denigrar la actividad. Pero, está claro, no hay dudas de que  cualquier hombre o mujer de negocios exitoso es, ante todo, un gran vendedor.

Y recuerda que el eje central de todo negocio es el comercial.

Aunque se delegue, sigue siendo el motor más importante de cualquier emprendimiento. Y es un excelente negociador para, por un lado, satisfacer a sus clientes y, por otro, lidiar con las aseguradoras.

Todos somos vendedores de los servicios que ofrecemos; lo que ocurre es que dedicamos poco o nada de tiempo a aprender y entrenar esas habilidades. Los profesionales, los asesores, etc. priorizan actualizar los temas técnicos.

No digo que no esté bien hacerlo… Sólo que cuando no estás pudiendo vender tu servicio, tenés que empezar a hacer las cosas de otra forma.

 

[*] La nota completa de Rafael Beltrán la podés leer acá: El agente de seguros es el mejor MBA


“Si el cliente supiera no habría necesidad de vender” de MDRT


BONUS TRACK

Homenaje a esos amigos incondicionales en la semana de la amistad.

 

Anuncios

SemanaRAF 28 – 2018

9 de julio de 2018

SER VENDEDOR

por Mariano Durlach

[Tiempo estimado de lectura: 1m:30ss]

La profesión de vendedor en general no goza del mayor de los prestigios entre el común de la gente. Quien más, quien menos, todos hemos pasado por alguna experiencia de venta de la cual hemos querido huir.

¿Cuál es entonces la razón por la cual están tan mal vistos los vendedores? Estoy hablando de vendedores de buena fe, de productos y servicios que resuelven problemas y necesidades; ni siquiera pretendo meter en la misma bolsa a vendedores inescrupulosos y chantas. No necesariamente un vendedor de autos usados tiene que parecerse al personaje de Danny DeVito, el padre de Matilda.

Pero hay algunos mitos en cuanto a los vendedores o a la venta.

“Te convertís en vendedor cuando no tenés otra cosa o mientras buscás trabajo.” Vender es un trabajo.

“La venta no te da la seguridad de un sueldo.” Te da la seguridad de que vos manejás tu carrera y tus ingresos; la venta independiente premia tus acciones, tu calidad y nadie te va a despedir aunque lo hagas bien.

“Para ser vendedor tenés que ser charlatán, tener buena parla.” Sirve más tener buena escucha.

Tenés que tener ambición, ser competitivo.”  Ok… Aspirar a más sí; avaricia no. Y si te gusta competir contra vos mismo y contra tus propios récords tenés el éxito asegurado.

“Es egoísta y no comparte sus experiencias.” Las convenciones de venta y seminarios a los que acuden los mejores son para compartir.

“El vendedor es un ser solitario que no sabe trabajar en equipo.” Necesita trabajar en equipo; lo que él vende, alguien lo tiene que procesar y convertir en producto o servicio entregable.

Podría seguir pero creo que con estos pocos enunciados podemos darnos cuenta de la nobleza de la profesión de ventas como motor de la economía.

Tal vez las malas experiencias provengan de encuentros con malos profesionales o porque -como dicen- la buena experiencia del cliente es cuando no siente que le hayan querido vender; o porque una buena experiencia de compra es una conversación entre quien tiene algo que resolver y quien tiene soluciones adecuadas.


“La venta permite re-insertarse en el sistema a aquellos que han quedado fuera de él.”


BONUS TRACK

Un poco de humor para este lunes feriado.

 


SemanaRAF 27 – 2018

1 de julio de 2018

HUMANOS Y ROBOTS

por Mariano Durlach

[Tiempo estimado de lectura: 1m:30ss]

 

Había visto algunos videos de robots que escanean los movimientos humanos hasta crear un código que va replicando, aprendiendo y corrigiendo de acuerdo a los aciertos y errores.

Charlando con mi hijo que hace malabares con clavas le decía que fácilmente el robot podría aprender los movimientos, calcular la fuerza y dirección de lanzamiento hasta crear un código que replique el movimiento hasta que no falle ni se le caiga ninguna. Incluso, podría corregir los pequeños desvíos causados por el viento.

Su primera reacción fue de fastidio por verse amenazado y lo que le dije es que tal vez en un primer momento las personas se sorprendan de ver un robot jugando con las clavas pero una vez que ese sea el estándar, lo sorprendente va a ser ver un humano haciéndolo. Lo mismo que calculo que pasará en algún momento con los autos o sin ir más lejos con algunas artes.

Pero después me quedé pensando en nuestra profesión, en mi trabajo… ¿Qué parte de él estará en camino a ser robotizada? ¿Qué pasará cuando el cliente pueda contratar su plan a través del cajero automático? Bueno… Ya lo puede contratar por internet; sólo que en el estado en que están las cosas, por ahora es como estar parado frente a una máquina de vending y no tener idea de qué deseo querés satisfacer. Con la diferencia de que como usuarios ya tenemos la experiencia del café, la gaseosa o la barrita de cereal.

La 4ª revolución industrial nos está invitando a revisar si la balsa que nos trajo hasta la playa nos va a servir para seguir camino por el bosque o será un estorbo.

 


“Las puertas del aprendizaje están abiertas para quien use la llave correcta. Esa llave no sólo se encuentra en la tecnología, se requiere buscarla en los predios de nuestro espíritu
.” Takumi Nagayasu


BONUS TRACK

Este androide nos da una pista de cómo podemos alcanzar la inmortalidad. Bueno, transcender si preferís.

 


SemanaRAF 24 – 2018

10 de junio de 2018

SUEÑOS Y PLANES MUNDIALISTAS

por Grupo Fliess

[Tiempo estimado de lectura: 45ss]

Hace cuatro años para esta fecha muchos se hicieron la promesa de no perderse el próximo mundial; la misma que te podrás estar haciendo vos. Si, porque entendemos que si estás leyendo esto, a menos de cuatro días del inicio del mundial es porque no fuiste.

Tal vez lo soñaste y quedó en un sueño porque no lo planificaste… O hiciste las cuentas de lo que tenías que ahorrar y no le pusiste fecha de inicio a ese ahorro… O te faltó disciplina… O empezaste y -como falta mucho- usaste una parte “total después la repongo y recupero”… O tal vez porque en el fondo no tenías tantas ganas o porque pusiste otras prioridades. De ser así sentite bien si lograste los otros propósitos.

¡Pero cuidado! Porque con el retiro y otros planes que realmente sean importantes para vos puede pasarte lo mismo…


“El fútbol es lo más importante de las cosas sin importancia. 


BONUS TRACK

Te pedimos que seas cuidadoso al momento de hacer tus promesas…


SemanaRAF 14 – 2018

2 de abril de 2018

SENTIMIENTOS Y COMPORTAMIENTOS

por Mariano Durlach

[Tiempo estimado de lectura: 1m]

En estas semanas de reflexión y “paso” propuesto por las religiones judeo-cristianas me parece oportuno distinguir los conceptos de amor como sentimiento, del amor como comportamiento que muchas veces se meten en la misma bolsa.

Personalmente me resultó revelador cuando entendí la diferencia después de tantos años de formación religiosa en la que me pedían que amara incondicionalmente a cualquiera; incluso a gente indeseable. Esta incompatibilidad entre lo que me pedían que sintiera -por más ganas que tuviera- y lo que realmente sentía, me generaba una enorme frustración.

¡Y era tan simple la explicación! Lo entendí en el libro La Paradoja de James Hunter.

El amor de sentimiento, ese que no podemos manejar es el que se da entre padres e hijos; entre hermanos y amigos e incluso el amor de la pareja.

El amor al que nos invitan los libros sagrados y los principales líderes y profetas de la humanidad habla de un comportamiento hacia el otro. De este amor nos hacemos cargo en los actos de caridad y generosidad; en el respeto a las ideas aunque no sean las nuestras; en el trato humanitario y misericordioso a quien tiene menos poder que nosotros; y también en nuestro comportamiento profesional ejerciendo nuestras tareas con paciencia, con honestidad, compromiso y en definitiva honrando nuestros valores.

 


“Tratá a tus clientes como quisieras que ellos te traten a vos.”


BONUS TRACK

Nuestra tarjeta de Pascua no es digital ni en papel: es en arena.

 


SemanaRAF 49 – 2017

3 de diciembre de 2017

PRIORIDADES

por Grupo Fliess

[Tiempo estimado de lectura: 1m]

No es para juzgar a nadie sino simplemente para que revisemos dónde ponemos nuestros compromisos y nuestra energía.

Nos llega una estadística que indica que sólo un 3% de las personas anteponen su celular a su familia en orden de importancia y sin embargo 20% lo tiene asegurado; mientras que el 80% declara que su familia es más importante pero sólo el 55% tiene un seguro de vida.

Entonces nos preguntamos qué cosas son más importantes y cómo estamos siendo coherentes con esas declaraciones.

La educación y formación de mis hijos es lo más importante.
¿Cuánto invierto en libros y cuánto en “jueguitos”?
¿Cuántas visitas hice en el año a museos, centros culturales, exposiciones de arte? ¿Cuántas veces los llevé a la cancha?

¡Para mis hijos lo mejor!
¿Qué comida les estoy dando?
Me fijo que el alimento balanceado de mis mascotas sea de primera; para el auto la mejor nafta… ¿y a mis hijos les doy comida chatarra?

Protegiendo lo importante.
Tengo seguro contra terceros -por más que sea obligatorio- por si atropello a alguien… ¿Y si me atropellan a mí?
Tengo seguro para reemplazar el auto…  ¿De qué forma tengo protegidos mis ingresos?

Reiteramos. No son preguntas para juzgar a nadie… ¡son para que revisemos!

 


“La acción expresa prioridades” Mahatma Gandhi


BONUS TRACK

¿Cómo estamos organizando nuestras actividades en función de nuestras prioridades?

 


SemanaRAF 47 – 2017

20 de noviembre de 2017

LA COOPETENCIA

[Tiempo estimado de lectura: 45ss]

Este neologismo proviene de la fusión de los términos cooperación y competencia. Curiosamente, dos conceptos que a primera vista nos suenan antagónicos y que bien utilizados nos permiten potenciar nuestras posibilidades en lugar de auto-destruirnos.

El seguro de vida, que como opción financiera podría parecer un producto más dentro de la oferta, no es más que un complemento para la optimización de una buena cartera. De hecho, nosotros mismos en nuestras recomendaciones somos los primeros en decir que no es bueno poner todos los “huevos en la misma canasta”, aún cuando no manejamos alguna de las otras canastas.

Así es como coopetimos -usando este término- con agentes de bolsa, inmobiliarios, desarrolladores y otras posibilidades de inversión para fines determinados. El seguro de vida, por una pequeña porción de la inversión asegura esos propósitos.


“Nunca creí en los éxitos individuales. Siempre deposité mis esperanzas en el trabajo de un grupo humano comprometido con objetivos comunes. Los frutos cosechados a lo largo de toda mi vida demuestran que la unión y la cooperación son el camino acertado. Por ello, siempre insisto —especialmente a los jóvenes— en que debemos reemplazar el ‘yo’ por el ‘nosotros’.” Rene Favaloro.


BONUS TRACK

¿Cuál es el modelo de éxito en los negocios que te gustaría? Fijate esta nueva propuesta de juego donde no gana el que destruye a los otros, sino los que más cooperan entre sí.


A %d blogueros les gusta esto: