SemanaRAF 03 – 2017

HABILIDAD PARA RESPONDER

por Mariano Durlach

[Tiempo estimado de lectura: 2mm:30ss]

respuesta-tecnicaNos llega información increíble acerca de las posibilidades de respuesta que las TIC [Tecnologías de Información y Comunicación] ya están en condiciones de proveernos a partir de la inteligencia artificial y el acceso a la Big Data.

Vaticinios y augurios acerca de la desaparición de profesiones como médicos, abogados, traductores, conductores de vehículos, entre otros, de a ratos me parecen impensables y de a ratos las veo casi con claridad. Confieso también que esto me genera emociones que saltan del asombro a la angustia, incertidumbre y también a cierta esperanza que en algún otro posteo explicaré y ustedes dirán si lo mío es actitud positiva o pura inocencia defensiva.

Voy a contar dos experiencias personales que me hicieron pensar en cómo nos podemos preparar para no ser reemplazados, o por lo menos para seguir teniendo protagonismo y que nos sigan prefiriendo a los dispositivos virtuales.

Caso 1. Un familiar mío sufre un accidente doméstico y ante el dolor sostenido producto del golpe vamos a la guardia. El médico pide una radiografía y con esos datos y en base a su experiencia -sumatoria de observaciones interpretadas y memorizadas- emite su diagnóstico: “no hay fractura”.

Cuatro días después el dolor insoportable nos sugiere volver a la guardia a ver qué puede estar pasando. Un segundo médico, con una radiografía de mayor definición puede ver, nuevamente de acuerdo a su experiencia, una mancha que parece indicar una fisura en el hueso en la zona de dolor. Emite un nuevo diagnóstico, ahora recomendando no pisar, inmovilizar la pierna y rigidizar la rodilla con una férula y “…pedí turno con el doctor especialista en esa zona”.

Una semana después, el tercer profesional, nuevamente con los mismos datos y de acuerdo a su propia experiencia determina que para ese mismo diagnóstico no hay que inmovilizar la rodilla y que no hay problema en pisar porque el peso va por la tibia [el hueso grueso entre el pie y la rodilla] y la fisura está en el peroné [el hueso finito que va en paralelo]. ¡Suena lógico! Receta un calmante para el dolor y sesiones de kinesiología y magnetoterapia para ayudar a soldar.

Observación y conclusión: Estamos frente a una sumatoria de datos e información que cualquier computadora con mucha de esta información [miles de radiografías almacenadas] y muchos diagnósticos ordenados, sencillamente podría emitir un veredicto con mayor precisión que la que pueda emitir uno, dos o tres profesionales deliberando. Tal vez en un futuro no muy lejano, los médicos serán los responsables de validar o no las decisiones que propongan las computadoras.

Caso 2. Un cliente me hace una consulta muy técnica acerca de su estado de cuenta actual respecto del de hace dos años. Recopilo la información disponible y a mi alcance, contrasto los datos entre los dos momentos, apelo a mi escasa memoria de lo que pasó en el mundo de las finanzas entre los dos momentos y hago mi interpretación. Ni buena, ni mala, ni la única, ni la mejor: simplemente la mía.

Ahora bien, el próximo paso es lograr que mi cliente comprenda esta interpretación y la asimile emocionalmente de la mejor forma posible. En este caso yo corría con ventaja porque es médico [pura casualidad y ninguna relación con el caso 1 ni con los cuentos de venganzas entre médicos y mecánicos].

Lo que planteo no es una crítica a los profesionales sino una invitación a reflexionar que como profesionales vamos a tener cada vez más acceso a información y datos o al uso de computadoras interconectadas y con rapidez de acceso a los mismos; como si fuera tener disponible la suma del conocimiento.

Lo que está pasando por ahora es que si bien toda la info existe -alguna más disponible que otra- pero está ordenada y clasificada de forma tan compleja o difícil de acceder que no nos permite, o nos llevaría mucho tiempo hacer diagnósticos con la misma precisión que una computadora.

Lo que nos podrá diferenciar de la pantalla o dispositivo tecnológico será la forma de comunicar  las buenas o malas noticias de ser humano a ser humano. De alguna forma como tales deberemos mantener la empatía y conexión emocional por lo menos hasta que las computadoras también las tengan programadas. Ya no descarto esa posibilidad.

– – – o – – –

“La gente te recordará, no tanto por lo que hiciste como por la forma en que la trataste”

– – – o – – –

BONUS TRACK

Estamos viviendo una transición laboral de humanos robotizados a robots humanizados. 

 

– – – o – – –

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: