SemanaRAF 15 – 2016

LOS TRES PARTIDOS

por Mariano Durlach

[Tiempo estimado de lectura: 2mm:00ss]

liderazgo valdano mateoEn el libro titulado Liderazgo, de Juan Mateo y el reconocido futbolista Jorge Valdano nos refieren a los tres partidos que juega todo deportista.

El partido soñado es el que el deportista juega en sus sueños la noche anterior al gran certamen. Es cuando el futbolista visualiza  la pelota clavada en el ángulo, el golfista se ve haciendo su mejor swing o el rugbier imagina el cambio de paso para eludir al oponente y volar de palomita debajo de los palos.

El partido real es el que se juega en la cancha. Con los errores y los aciertos; con los logros y los resultados.

El partido repasado es el que se juega en el vestuario inmediatamente después o en la semana en el que se repasan esos aciertos y esos errores para reforzar lo que salió bien y corregir lo que no salió como queríamos.

Esta metáfora me acompaña desde que la leí por primera vez y veo su aplicación, no sólo a la preparación de entrevistas de venta, negociaciones o situaciones que requieren de cierta preparación, sino que creo que podemos aplicarla también a nuestra actitud y nuestros hábitos.

Veamos cómo lo podemos llevar a nuestros pensamientos y derivar en nuestras acciones.

La metáfora del partido soñado alude a la manera en que usamos las palabras y cómo armamos las frases en nuestros pensamientos. La elección de las palabras, las frases que usamos en nuestra mente deriva en nuestros procesos mentales, en nuestros juicios y nuestra manera de mirar la vida. Cuidemos y estemos atentos a nuestros pensamientos.

El partido real alude a la manera en que nos comunicamos; las cosas que decimos y cómo las decimos hablan más de nosotros que de aquello de lo que hablamos. Desde la elección de los temas de conversación, los modos en que decimos las cosas, nuestras opiniones y cómo las fundamentamos; todo eso nos define y habla de quiénes estamos siendo.

El partido repasado habla del aprendizaje que podemos hacer de nuestras acciones. Lo que nos gustó y sirvió y lo que podemos cambiar para la próxima oportunidad similar que se nos presente. Para esto es importante estar abierto al feedback que un colega o líder [y mucho más un cliente] nos den. Una queja de un cliente puede ser la mejor lección de nuestras vidas si en lugar de justificar nuestro accionar podemos tomar lo que nos sirva y dejar lo que no nos sirva.

– – – o – – –

“Cuida tus pensamientos, porque se convertirán en tus palabras. Cuida tus palabras, porque se convertirán en tus actos. Cuida tus actos, porque se convertirán en tus hábitos. Cuida tus hábitos, porque se convertirán en tu destino.”

– – – o – – –

BONUS TRACK

Fijate lo que es la preparación previa de un piloto de Fórmula 1. 

Yo no sé si recuerdo de memoria el camino de mi casa a la estación del tren.

– – – o – – –

Si no podés ver el video incrustado andá al blog

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: