SemanaRAF 06 – 2016

FUEGO EN EL CORAZÓN

De autor desconocido

[Tiempo estimado de lectura: 2mm:00ss]

Razón y emociónHoy compartimos un fragmento de uno de esos tantos textos que tenemos guardados desde tiempos inmemoriales y a los que cada tanto viene bien darles una nueva leída. Esperamos que lo disfruten y que compartan sus reflexiones.

Al vicepresidente de ventas de una exitosa empresa multinacional le preguntaron durante una conferencia: “¿Qué individuos son los mejores vendedores?” Dirigiéndose hacia el tablero, trazó una línea vertical para separarlo en dos mitades. A la izquierda, hizo una lista de las técnicas y las aptitudes básicas: conocimiento del producto, buena información sobre la competencia y la industria, buen registro y seguimiento de los clientes, experiencia y éxito en trabajos anteriores. Todos los requisitos de costumbre.

A la derecha del tablero sólo escribió una cosa: “¡Fuego en el corazón!” Observó luego los dos lados del tablero, los señaló y dijo: “Si yo tuviera que hacer una elección, escogería a alguien que tuviera fuego por encima de alguien que llenara los requisitos de experiencia, de educación y de empleos anteriores. Las personas que tienen fuego están más motivadas, son más flexibles, trabajan con más ahínco y son más recursivas. Puedo mostrarles los trucos y entregarles los manuales de ventas. Pero si las personas no tienen fuego en el corazón no podrán llegar a ninguna parte”.

No se pretende acá quitarle la importancia a la información, a las habilidades y a la experiencia. Todo el mundo necesita ser competente en el trabajo, el colegio y el hogar. Todos necesitamos unos conocimientos básicos. Si usted no conoce el material, si no tiene práctica y no ha realizado su tarea, seguramente no podrá participar en el juego de hoy, y ciertamente, no sobrevivirá largo tiempo. Esto se sobre entiende.

Pero la información, las habilidades y la idoneidad solo le permiten a uno ser “bueno”. Y todos los que participan en el juego hoy en día son al menos “buenos”. En definitiva, “bueno” no es suficientemente bueno hoy en día. La pasión, el fuego, el compromiso ardiente y el deseo son las cualidades que lo llevarán de lo “bueno” a lo “excepcional”.

El fuego de su corazón le dará ese impulso extra que lo hará más curioso, más persistente y más recursivo en su búsqueda de información. El hecho de hacer con pasión su trabajo lo liberará de sucumbir ante el fracaso y las dificultades que constituyen la regla de hoy. La pasión lo hará sentirse más motivado para correr riesgos y le dará el “combustible” extra que necesita para seguir creciendo, aprendiendo, innovándose y afrontando retos.

El texto original está disponible, es más largo y fue adaptado por alguien a quien no conocemos de “If it ain’t broke, break it“, Roger J. Kriegel y Louis Patler. Warner Books, 1991. “Si no está roto, rómpalo” Ed. Norma 1993

La ilustración es gentileza de Horacio Petre, ilustrador y diseñador gráfico editor del blog Lo invisible es esencial a los ojos.

– – – o – – –

“El tiempo y la energía que usted dedica a extinguir la pasión y el entusiasmo propio y ajeno, lo podrá emplear mejor, avivando fuegos, apoyando ideas y estimulando sueños e innovaciones fundamentales “

– – – o – – –

BONUS TRACK

La pasión. El concepto desarrollado e ilustrado:

 

– – – o – – –

Si no podés ver el video incrustado andá al blog

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: