SemanaRAF 46 – 2015

DAÑO POR INCUMPLIMIENTO

por Mariano Durlach

[Tiempo estimado de lectura: 1 minuto]

incumplimientoCuando una promesa o compromiso asumido no se cumple se produce algún tipo de daño o perjuicio hacia quien esperaba que pasara lo que no pasó.

Sin ahondar en cada uno, sólo vamos a enumerar tres tipos de daño:

El primer daño es el operativo.

Impacta en la tarea misma que se esperaba y que no se hizo. Como cada tarea, en general es parte de una cadena de compromisos, seguramente este incumplimiento afectará a otros compromisos y tareas a realizarse.

El segundo daño es el relacional.

Impacta en la relación entre las personas. Se pierde la confianza en quien no cumplió.

El tercero es el daño personal.

Impacta en las emociones de las personas quienes -además de otras pérdidas- sufren por haber sido defraudadas.

Estas pérdidas son claramente visibles en el daño operativo; muchas veces son cuantificables en unidades de medida y valor; las otras no siempre se verifican inmediatamente. A veces ni siquiera relacionamos una emoción o la pérdida de confianza con una acción en particular.

 La primera y principal forma de evitar el incumplimiento es no prometer aquello de lo que no estamos mayormente seguros de poder cumplir.

– – – o – – –

“Amé, fui amado, el sol acarició mi faz.

¡Vida, nada me debes!

¡Vida, estamos en paz!”

Amado Nervo

– – – o – – –

BONUS TRACK

Algunos compromisos se cumplen, otros no…

 

– – – o – – –

Si no podés ver el video incrustado andá al blog

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: