SemanaRAF 25 – 2015

DEL INDIVIDUO AL EQUIPO

por Mariano Durlach

[Tiempo estimado de lectura: 2mm:30ss]

En algunas salidas anteriores hemos hablado de la diferencia entre un grupo de personas y un equipo, y sobre todo de lo que caracteriza a los equipos de alto rendimiento.

Hoy queremos hacer una mirada sobre el camino o transición desde lo que es el individuo que se desempeña en solitario o de manera individual hacia la conformación de verdaderos equipos, identificando 3 fases a priori:

Conjunto de individuos

AsterixPrevalecen las metas individuales por encima de las grupales. En algunos casos hay interdependencia entre los miembros pero más que nada en el formato cliente-proveedor.

Los éxitos y los fracasos son de cada uno, independientemente de la alegría por los afectos y las emociones de cada uno.

Se evitan los cambios de opinión y no se administran los conflictos. No hay mucho en juego.

Los conocimientos, habilidades y destrezas de cada individuo no afectan al conjunto pero cuando se empiezan a apreciar las complementariedades, las fortalezas que cubren debilidades y que es más fácil la vida en sociedad empieza a conformarse un grupo.

Conformación de un grupo armonioso

Asterix - banqueteLos integrantes desarrollan una identidad grupal. Se identifican como parte de algo: alumnos de una materia; empleados de un sector de la organización o de una organización;

Definen sus roles. Cada uno tiene una función para la cual está preparado y asume su responsabilidad.

Clarifican sus propósitos y objetivos, aunque no estén alineados; se identifica que no sean opuestos o que el éxito de uno no vaya en detrimento del otro. Hay cooperación y no competencia.

Establecen normas para su labor conjunta. Acuerdos de convivencia que generan un marco de confianza sabiendo qué se espera que ocurra y qué no; y qué se espera que no ocurra.

Los grupos tienden a centrarse en sus líderes. Éste les da su orientación, asigna tareas, revisa el desempeño y es el foco primario de la comunicación.

Se vive en armonía pero todavía no podemos decir que estemos formando parte de un equipo.

Equipo

Asterix - AldeaEl equipo tiene entidad propia. Se habla del equipo más que de los integrantes, por más “estrella” que se considere a alguno.

Logra un desempeño de alto nivel, al enfocar todos sus integrantes su energía en el objetivo definido, conocido y consensuado por todos.

Responde rápidamente a las oportunidades y se solidariza en los éxitos y en los fracasos.

Los integrantes comprenden y se comprometen con los propósitos del equipo y los usan como norte para guiar sus decisiones y actos. Los éxitos son de todo el equipo y se benefician todos por igual o equitativamente; lo mismo con los fracasos.

El líder actúa como conductor y último responsable del equipo ante la organización, sin ser el centro del equipo. En los equipos de alto desempeño la misión lidera y el líder está al servicio del equipo. El líder no maneja a las personas, no está diciendo qué hacer ni castigando.

El equipo autoregula la disciplina. Cuando están firmes los acuerdos, hay responsabilidad y confianza, cada uno sabe cuando está cumpliendo con lo que se espera y cuando no. El individuo dentro del equipo ve cuando su error expuso al equipo.

Identificación

No está ni bien ni mal formar parte de un conjunto de individuos, de un grupo armonioso o de un equipo. El problema está en no identificar en qué fase estamos y en cuál queremos estar como conjunto. O peor aún, no darnos cuenta hacia dónde estamos yendo.

Otra consideración es que los individuos en determinados momentos podemos funcionar armoniosamente bajo cualquiera de las tres fases y ante ciertas situaciones amenazantes o desafiantes conformar grupos y equipos. No es casual el uso de las imágenes de la Aldea Gala. En tiempos de paz sus habitantes conviven como individuos; hay tiempos o situaciones grupales como los banquetes y cuando viene el ataque de los romanos se autoconstituyen en un equipo.

Se trata de acuerdos y conversaciones para el diseño y la construcción. Después viene el mantenimiento.

– – – o – – –

“Nunca creí en los éxitos individuales. Siempre deposité mis esperanzas en el trabajo de un grupo humano comprometido con objetivos comunes. Los frutos cosechados a lo largo de toda mi vida demuestran que la unión y la cooperación son el camino acertado. Por ello, siempre insisto —especialmente a los jóvenes— en que debemos reemplazar el ‘yo’ por el ‘nosotros’.” Dr. René Favaloro

– – – o – – –

BONUS TRACK

En estos tres simpáticos cortos publicitarios de una empresa de transporte escandinava podemos ver las tres fases del pasaje del conjunto de individuos al equipo y la vuelta a la calma.

 

– – – o – – –

Si no podés ver el video incrustado andá al blog

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: