SemanaRAF 50 – 2014

QUIEN TIENE UN PARA QUÉ…

por Mariano Durlach

[Tiempo estimado de lectura: 1mm:45ss]

Pdeluca y Coco NizEl sábado tuve la oportunidad de vivir una experiencia de aprendizaje  a través de juegos y dinámicas grupales de las que seguramente escribiré en algún otro momento.

Sólo quiero reflexionar acerca de cómo llegué -confianza de por medio- a vivirla.

Mi amigo y colega Pablo Deluca me invita a ir a esta jornada, de la cual yo había tomado conocimiento pero tal vez por estar sin auto [buena excusa cuando no tenés todas las ganas y ahora verán por qué lo digo] o por no ir solo la dejé de lado.

Mi amigo Pablo, también circunstancialmente sin vehículo, cuando le digo que el lugar es muy a trasmano y que no hay medios de transportes que nos dejen [una estancia en la ruta que va de Pilar a Gral Rodríguez], me dice “yo confío en mi ángel de la guarda así que de alguna manera vamos a llegar. Mañana nos tomamos el colectivo y nos bajamos en la salida que mencionan en las indicaciones y nos ponemos un cartel o algo y alguien nos va a llevar.”

Mi primera reacción, parado en el temor por la falta de planificación y en mis propios juicios de imposibilidad, mi propia falta de fe y confianza -de lo cual me hago cargo- fue pensar en su chifladura y luego recordé la cantidad de veces en que me demostró con hechos que cuando él tuvo un para qué, siempre le encontró el cómo… ¡Y lo lograba!

Entonces fue que mi razón, que pensaba en todo lo que tenía para aprender en esa jornada, aliado con mi corazón que sentía las ganas de experimentar la vivencia, pudieron convencer a mi cuerpo que se refugiaba en la excusa de la “fiaca” de que se entregue a vivir la experiencia de encarar la aventura.

Que esto no se lea con el facilismo de no planificar; lo que quiero decir es que a veces el plan es dejarse guiar por aquellos a quienes le damos autoridad para hacerlo y que seguramente lo hacemos por la confianza que nos merecen.

Resumen: fuimos de los primeros en llegar. Tomamos un colectivo rumbo a Pilar que nos dejó antes de la salida esperada. Apoyado en su propia fe y confianza Pablo accionó: llamó a la organización del evento, preguntó si sabían de alguien que estuviera en camino con dos lugares libres y en menos de 5 minutos nos llamaron para avisarnos que nos pasaban a buscar.

En el auto de la generosa persona que se ofreció a llevarnos sin saber quiénes éramos, venían un colega conocido mío y uno de los 8 finalistas del Premio Abanderados de la Argentina Solidaria. Un lujo.

Ah… Y como si todo esto fuera poco, el ángel de la guarda de Pablo me consiguió un auto para la vuelta, que me dejó a 5 cuadras de casa.

– – – o – – –

“Quien tiene un para qué siempre encontrará un cómo”

– – – o – – –

BONUS TRACK

Y ahora te mostramos como Coco Niz encontró su ‘como‘ para lograr su ‘para qué‘ que nos beneficia a todos. 

 

– – – o – – –

Si no podés ver el video incrustado andá al blog

Anuncios

One Response to SemanaRAF 50 – 2014

  1. Nicolas de Olazabal \(SellingP\) dice:

    Muy bien escrito Mariano.

    Ojalá le hayas sacado el jugooo!!

    Fuerte abrazo,

    Nico

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: