SemanaRAF 36 – 2014

LA MENTIRA Y LA PICARDÍA

por Mariano Durlach

[Tiempo estimado de lectura: 1m:30ss]

¿Cuál es la sutil diferencia o el límite que separa a ambos conceptos? ¿Por qué los vendedores tienen fama de mentirosos?

martin fierroCreemos que la picardía es un recurso que si bien no recurre a la verdad más pura o dicho al revés recurre a un cierto engaño o ardid non-sancto, tiene como finalidad lograr o ayudar al otro a tomar una decisión que tal vez, de haber sido rigurosamente fieles a la verdad, no habría tomado. Veamos con un ejemplo cómo desenredar este embrollo.

– Buenos días doctor… Mañana por la tarde voy a estar cerca de su consultorio… ¿Podré pasar a visitarlo y dejarle una carpeta?

¿Hace falta aclarar que mi agenda estaba en blanco y que no tenía ningún compromiso para mañana a la tarde y mucho menos cerca del consultorio del doctor?

Ahora bien. Puede ser que mi “mentirilla” haya hecho que el doctor se apiade de mí y acepte mi propuesta, puede ser que no hubiera sido necesario mentir, pueden ser varias cosas pero lo más probable es que si el doctor descubriera mi engaño le despierte una sonrisa y no se sienta embaucado o defraudado.

De la mentira, el fraude y el engaño no hace falta que escribamos…

Así que ya saben: si los llamamos un día diciéndoles que andamos por su barrio, desconfíen pero igual nos pueden recibir que en los planes financieros nos jactamos de ir con la verdad.

 

 

– – – o – – –

“El gran enemigo de la verdad, frecuentemente no es la mentira deliberada y deshonesta, sino el mito persistente, persuasivo e irreal. Las creencias basadas en mitos permiten el confort de la opinión, sin la incomodidad del pensamiento.” John F. Kennedy

– – – o – – –

BONUS TRACK

En esta escena de la película El Informador vemos que todo el diálogo y argumentación de ventas está basado en la picardía para jugar con las emociones y reacciones del interlocutor. Como vemos es una línea muy delgada y que se debe manejar con mucho cuidado, la que separa a la picardía del engaño. 

¿Creés que el doctor se habría arrepentido de su decisión de haber descubierto, tiempo después, que no había límites de compra, que no había un mundo de gente pujando por comprar o que el vendedor no era el hijo del dueño?

– – – o – – –

Si no podés ver el video incrustado andá al blog

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: