SemanaRAF 18 – 2014

INTERÉS ASEGURABLE

por GRUPO FLIESS

[Tiempo estimado de lectura: 1': 30"]

 

87614098_XSNos preguntaba una persona, hace poco y con cierto temor, si es posible que alguien arme una póliza de seguro de vida poniéndonos como persona asegurada sin que nosotros nos enteremos.

La primera respuesta es que no; que no hay posibilidades de que una solicitud sea aceptada sin la firma del asegurado, ni siquiera con la mejor de las intenciones. Aun en el caso bien intencionado de que un empleador, por ejemplo, quisiera asegurar la pérdida que le podría producir nuestro fallecimiento por ser nosotros una pieza clave en su estructura, necesita de nuestro consentimiento y si la suma es de un monto importante nos enteraremos también por los requerimientos médicos y exámenes de salud.

Para que una aseguradora acepte tomar el riesgo de fallecimiento tiene que haber lo que se llama un interés asegurable entre la persona asegurada y el beneficiario de la póliza. Tiene que poder demostrarse claramente que si esa persona fallece el beneficiario incurre en una pérdida. Esto que es fácil de entender e inobjetable entre esposos; padres e hijos, empleados y empleadores o socios comerciales legalmente constituidos, no es tan sencillo, por ejemplo cuando se quiere nombrar beneficiario al mejor amigo o al padrino de los hijos. No decimos que no se pueda, sólo decimos que la aseguradora querrá saber la relación entre las personas al no haber un vínculo legal o formal.

En algunos países está permitido agregar a las pólizas individuales, lo que se llaman asegurados adicionales y en este caso  un padre puede asegurar la vida de su hijo menor de edad sin requerir la firma.

Dejando de lado los casos de fraude o estafa, veamos algunas situaciones demostrables de interés asegurable además de los expuestos.

Una editorial que le da un adelanto a un escritor para escribir un libro.

Una institución deportiva que compra un jugador esperando recuperar la inversión en cierto plazo.

Una persona que pide dinero a un familiar o amigo [no a una institución que incluyen generalmente una póliza sobre saldo deudor] y quiere asegurarle la devolución.

Estos son algunos de los ejemplos… A vos ¿Qué otros casos se te ocurren?

 

– – – o – – –

“Si yo pudiera, escribiría sobre la puerta de cada hogar la palabra asegúrese, porque estoy convencido de que por un sacrificio muy pequeño, toda familia podría protegerse contra catástrofes que las destruirían para siempre”. Winston Churchill

– – – o – – –

BONUS TRACK

En esta parodia acerca de la venta de seguros hay un error… ¿Podés ver cuál es?

 

– – – o – – –

Si no podés ver el video incrustado andá al blog

 – – -o – – –

#vamosquevamos

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: