SemanaRAF 50 – 2013

¿VELAS O ANCLAS?

por Mariano Durlach

[Tiempo estimado de lectura: 1':30"]

mariposa y ancla Un almirante que conocí hace muchos años solía decir que en la vida hay personas que son como las velas y otras que son como las anclas y esto me vino a la cabeza a raíz de una tendencia que estamos observando en GRUPO FLIESS.

Hay un equipo de consultores que por su juventud están trabajando y asesorando mucha gente joven. Personas que entraron en el mundo laboral, que aun no tienen las obligaciones y responsabilidades de quien necesita sostener una familia y que todavía están viviendo en casa de sus padres. 

Estos jóvenes tienen sueños para los cuales en un determinado tiempo necesitarán de cierto capital. A través de un asesoramiento acerca de estos sueños y metas financieras se elabora un plan de inversión regular, accesible y proporcionado de acuerdo a las ambiciones, al tiempo y por supuesto a las posibilidades de ahorro de cada uno.

Hasta acá, nada del otro mundo salvo una serie de acontecimientos que se están convirtiendo en patrón de conducta: los mayores, sus padres, son los que desalientan la iniciativa.

¿Cuales son los argumentos? Veamos:

– “¿Para qué te vas a poner a ahorrar? Aprovechá y disfrutá el presente si total después cuando la quieras ir a buscar seguro que te la chorearon.”

– “En este país no podés ahorrar. Los bancos se quedaron con mi guita.” 

– “¡Mirá lo que me pasó a mí!”

Y podríamos dar algunos otros que no hacen más que revelar una frustración propia producto de malas decisiones en algunos casos y desconocimiento de alternativas exitosas o que sí funcionaron.

Los mayores tenemos mucha responsabilidad en los consejos que damos a nuestros hijos y en el aliento que les damos para ayudarles a emprender.

Por suerte, son muchos más los casos en los que los padres, producto de lo mismo, alientan a sus hijos a ahorrar.

– – – o – – –

“Soy el amo de mi destino; soy el capitán de mi alma” Nelson Mandela

– – – o – – –

BONUS TRACK

A modo de homenaje, compartimos un fragmento de la película Invictus con el poema que inspiró a Nelson Mandela.

 

– – – o – – –

Si no podés ver el video incrustado andá al blog

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: