SemanaRAF 41 – 2013

PLAN DE VUELO

por Mariano Durlach

[Tiempo estimado de lectura: 2 minutos]

 

A-4Q apont ARA 25 de Mayo 14Anoche me vino a la cabeza el recuerdo de mi paso por el portaaviones y cómo es el proceso de aterrizaje o enganche de los aviones… muy interesante para analizar y relacionar acerca de cómo enfocarnos en un objetivo que no siempre está quieto.

Digo esto porque durante las operaciones de catapultaje [despegue] y enganche [mal llamado aterrizaje] el buque se desplaza con viento en contra y su casi máxima velocidad para alargar la pista y aumentar la sustentabilidad.

¿Cómo se relaciona este complejo proceso de aviación con los negocios o la vida mundana?

Primero tenés un objetivo que no es fijo: se va moviendo y a una velocidad considerable con lo cual no es tan sencillo como apuntar y aterrizar, sino que tenés que ir ajustando permanentemente porque se te corre el objetivo. Encima no es cuestión de tomarse toda la pista: le tienen que apuntar a una zona restringida de la misma que es donde están los cables para enganchar y frenar. A este corrimiento de la pista a velocidad constante sumale que muchas veces cambia el viento y te viene cruzado y que la cubierta cabecea, es decir se mueve para arriba y abajo por las olas.

También el piloto tiene que estar preparado para el error. Están entrenados para fallar. Si no emboca tiene que hacer una práctica que se llama “toque y siga” y que consiste en que el avión apoye en la cubierta y levante vuelo. Es por esto que el avión se aproxima a una velocidad considerable y suficiente que le permita volver a levantar vuelo; y no planeando o frenando.

Por otra parte, desde el buque el piloto tiene una persona, llamada “señalero” que manejaba un sistema de luces que le iban indicando al piloto una especie de embudo lumínico. Es como si fuera mi plan de acción; si voy dentro de este embudo es que estoy bien encaminado [escribo en pasado porque esto lo viví hace 30 años, supongo que hoy habrá tecnología más moderna]. Este señalero puede ser el equivalente a un mentor, guía, líder, coach o cualquiera con mucha más experiencia y que podía ver la aproximación desde otro lugar diferente al piloto. Lo que decía este señalero era santa palabra.

En los negocios sería más fácil si el objetivo quedara fijo, si no hubieran vientos cruzados ni se moviera el piso, si pudiéramos avanzar a la velocidad que quisiéramos y no siempre a la máxima… Pero tenemos que estar preparados para encarar a máxima velocidad y levantar vuelo con seguridad si algo falla y de esa manera tener posibilidades de volver a encarar.

 

 

– – – o – – –

“Los que se enamoran de la práctica sin la teoría son como los pilotos sin timón ni brújula, que nunca podrán saber a dónde van.” Leonardo da Vinci

– – – o – – –

BONUS TRACK

Estas imágenes te muestran cómo es la aproximación y enganche desde el avión.

 

– – – o – – –

Si no podés ver el video incrustado andá al blog

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: