SemanaRAF 32 – 2013

LA COMUNICACIÓN Y LAS RELACIONES

 

[Tiempo estimado de lectura: 02':00"]

Sabemos que la comunicación humana es un intercambio de información entre el emisor del mensaje y el receptor, quienes van alternando sus roles en lo que podemos llamar una danza conversacional.

Y cada uno de nosotros tiende a priorizar por un lado la información que se está intercambiando e inevitablemente, la comunicación genera o despierta en nosotros una respuesta emocional.

Podemos, entonces armar una matriz que nos permite situarnos en cada situación de comunicación para ver qué estilo de comunicador estamos siendo.

Comunicación y emociones

Como se imaginarán, estos no son compartimentos estancos sino que marcan una tendencia extrema. La verdadera danza conversacional va alternando las posiciones e intereses. En una conversación profunda y de calidad vamos a estar intercambiando –hablando y escuchando- datos e información dura y también en ese intercambio se verán reflejadas y compartidas nuestras emociones.

Cuando pongo mi foco en transmitir información tengo que ser claro, asertivo, no dejar lugar a ambigüedades ni diferentes posibilidades de interpretación. En este caso transmito datos duros.

En cambio cuando lo que busco es emocionar en mi comunicación lo que tengo que hacer es transmitir y mostrar de alguna manera cómo esa información dura, si es que tengo que hacer uso de ella, va a transformar la vida de mi interlocutor.

Cuando es necesario que escuche información concreta para poder tomar decisiones posteriores me tengo que concentrar en esos datos y si no tengo capacidad de retención, lo que puedo hacer es tomar nota, grabar o registrar por otros medios.

Otras veces toda esa información que estoy recibiendo es irrelevante frente a la emoción que le está provocando a quien me la cuenta.

Entonces, en esta matriz lo que podemos ver es que en la comunicación yo puedo estar siendo emisor, accionando para buscar un resultado en la comunicación –que puede ser emocional también; o puedo revisar como reacciono cuando estoy siendo receptor.

Para ver cuál es mi estilo de comunicador puedo preguntarme

¿Qué observo cuando estoy parado frente a una obra de arte? ¿La técnica que usó el artista o lo que quiso transmitirme?

¿Qué me pasa cuando escucho cifras y estadísticas de situaciones que no me gustan? ¿Analizo la tendencia o siento una opresión en la boca del estómago?

A mi hijo le pregunto qué nota se sacó o cómo se siente por haber aprobado. ¿Le pregunto por el resultado del partido o si se divirtió?

Si te interesa te podemos mandar un breve cuestionario para que descubras tu perfil de comunicador.

– – – o – – –

“El corazón tiene razones que la razón no entiende” Blaise Pascal

– – – o – – –

BONUS TRACK

En la recta final de las PASO un discurso para escuchar y ver en qué cuadrante de arriba lo querés ubicar…

c

– – – o – – –

Si no podés ver el video incrustado andá al blog

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: