SemanaRAF 22 – 2013

DE LA EXIGENCIA A LA EXCELENCIA

2ª parte

[Tiempo estimado de lectura: 1'45"]

 

La semana pasada empezamos a reflexionar acerca de la exigencia. Veamos qué es la excelencia y  para eso volvamos al diccionario de la RAE:

Excelente:  Que sobresale en bondad, mérito o estimación.

Excelencia: Superior calidad o bondad que hace digno de singular aprecio y estimación algo.

Ese “algo” puede ser tanto el resultado como el proceso.

Entonces en el modelo de la exigencia yo -como exigente y exigido- me exijo ser perfecto, sabio, infalible, seguro de mí mismo, cumplidor de lo que prometo y en algunos dominios me siento ignorante, falible, inseguro y a veces no puedo cumplir lo que prometo.

métricaLo primero que puedo hacer para hacer el pasaje de la exigencia a la excelencia es fijar los estándares de perfección que busco. Personalmente durante mucho tiempo y todavía lo tengo que trabajar en algunos casos, me comparaba contra los Nº1 en aquello en lo que intervenía sintiendo una enorme frustración por sentirme muy lejos de ellos.

Pretender ser el mejor vendedor, el mejor orador, el mejor líder de equipo o lo que sea que me toque en lugar de pretender ser el mejor que yo puedo ser me resultaba altamente frustrante. Recordar cuáles son las situaciones en las que “funcioné” satisfactoriamente, en las cuales tuve reconocimiento, donde tuve los resultados que yo esperaba me resultó más operativo para ir en camino a una excelencia que ya no me preocupo por alcanzar. Pero ese estándar es personal y es lo que hace que algunos sean los Nº1 en lo suyo.

También recordemos que hay estándares más fáciles de medir, como ventas y facturación y otros no tan fáciles de medir como la amistad, el compañerismo, el compromiso y sobre todo aquellos que tienen que ver con nuestros valores.

El pasaje del modelo de exigencia al de excelencia nos permitirá tener más tranquilidad, menos estrés, disfrutar más de lo que hacemos y en consecuencia redundará en nuestra propia calidad de vida y salud.

 

– – – o – – –

“Somos lo que hacemos repetitivamente; la excelencia no es una acción aislada sino un hábito.” Aristóteles

– – – o – – –

BONUS TRACK

Messi es un perro.

Texto de Hernán Casciari en la voz de Norberto Jansenson. Las imágenes y jugadas de Messi son de regalo.  

Puede o no gustarte el fútbol; puede o no apasionarte; puede o no gustarte el relato y puede o no gustarte la voz de Jansenson. Pero alguna de las tres cosas te tendrán atrapado durante 10 minutos. Le pongo la firma. 

¿Qué te atrapó?

– – – o – – –

Si no podés ver el video incrustado andá a la fuente.

Si querés ver más material sobre la excelencia podés buscar acá.

Si querés ver qué más escribió Casciari andá a este sitio.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: