SemanaRAF 11 – 2013

EL ABOGADO DEL DIABLO

Por Mariano Durlach

[tiempo estimado de lectura: 3':00"]

Wikipedia da una explicación bastante clara de este concepto. La presentamos para ver después cómo nos afecta o cuándo aparecen los abogados del diablo en nuestros procesos de asesoramiento…

IndecisiónEl abogado del diablo (en latín advocatus diaboli) o “promotor de la fe” (en latín Promotor Fidei) es el apelativo popular con el que se alude al procurador fiscal en los antiguos juicios o procesos de canonización de la Iglesia Católica. Su denominación desde las reformas de 1983 es promotor de la justicia (promotor iustitiae).

El oficio de este abogado, generalmente clérigo doctorado en derecho canónico, era objetar, exigir pruebas y descubrir errores en toda la documentación aportada para demostrar los méritos del presunto candidato a los altares como beato o santo. Si bien su papel le hacía aparecer figuradamente alineado entre las filas de los que se oponen al candidato (de donde procede el mote de “abogado del diablo”, para este «defensor del otro bando») en realidad se encargaba de defender la autenticidad de las virtudes del que será propuesto como modelo a imitar por el pueblo católico.

El término abogado del diablo se aplica por extensión a personas que defienden una posición en la que no necesariamente creen, o a quienes presentan a otro debatiente un argumento contra una posición en la que sí creen. Este proceso permite comprobar la calidad del argumento original e identificar las debilidades de su defensa.

Ahora bien…

Algunas veces en nuestras entrevistas de asesoramiento -sobre todo cuando hablamos de Seguro de Vida- aparecen los cuestionamientos de los abogados del diablo, aquellas personas que son consultadas por nuestros asesorados. Estas personas, sin mala fe opinan acerca del Seguro de vida basados en…

… infortunadas experiencias propias o ajenas. “Yo tenía un seguro de vida con ahorro, pagué 5 años y cuando quise rescatar me dieron  la mitad” [hubo que recordar el concepto de los cargos de rescate anticipado]; “mi tío tenía un seguro y no le pagaron” [no había declarado que estaba bajo un severo tratamiento médico que lo llevó a la muerte].

… en juicios y opiniones de terceros que no tienen mucha idea pero parece que no pudieran dejar de opinar. “¡La mejor jubilación es la que te hagas vos por tu cuenta!“; “…lo que tenés que hacer es separar todos los meses una platita y la acobachás sin tocarla!” [Bueno… justamente de eso se tratan los planes de ahorro e inversión regular].

… las creencias populares. “las empresas de seguros no pagan nunca” [el seguro de vida tiene más de 300 años de existencia basado en el cumplimiento de sus contratos; es una de las industrias e instituciones más confiables y orgullo de quienes nos dedicamos a esta profesión].

… la ignorancia acerca de cómo funciona la matemática, el cálculo y la estadística actuarial “¿Cómo van a pagar 100mil de seguro con una prima de 1000 por año? Tienen que pasar 100 años para que la empresa amortice! Eso es un curro!!!” Las estadísticas que manejan las compañías de  seguro de vida y las reaseguradoras son de las más certeras que existen. Están alimentadas día a día por cada una de las miles de compañías de seguros alrededor del mundo. Los actuarios saben prácticamente cuánta gente se va a morir cada año, de qué edad y en qué lugar con una certeza increíble. Lo que no saben es quiénes serán.

Podríamos poner más ejemplos. Te invitamos a que propongas los tuyos si es que sos Asesor Financiero o si tenés dudas acerca de la solvencia del Seguro de Vida y desde acá trataremos de buscar alguna respuesta que te sirva para que…

…dejes de defender una posición en la que no creés.

… tengas argumentos para defender una posición en la que sí creés.

… puedas comprobar la calidad de los argumentos que usamos para promover las bondades del seguro de vida.

 

– – – o – – –

“Las creencias tienen el poder de crear y de destruir. Los seres humanos tienen la habilidad de tomar una experiencia en sus vidas y crear un significado destructivo o salvar sus vidas” Anthony Robbins

– – – o – – –

BONUS TRACK

La conferencia de Margaret HeffernanAtrévase a disentir” es la que me inspiró a escribir el post de arriba. Advierto que si bien me resultó de lo más interesante la historia que cuenta de como una científica quería comprobar el peligro de los Rayos X en las mujeres embarazadas y otro colega la ayudó buscando datos para demostrar que estaba equivocada… El final me gustó más. Cómo a veces nos encontramos de punta con prácticas insanas o con las cuales no estamos de acuerdo, tenemos miedo de sacarlas a la luz y finalmente cuando expresamos nuestro parecer nos damos cuenta de que a todos les pasaba lo mismo.

Si no podés ver el video incrustado andá a TEDx.

– – – o – – –

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: