SemanaRAF 48 – 2012

CUANDO EL LÍDER ES LA MISIÓN

por Mariano Durlach

[Tiempo estimado de lectura: 1':45"] 

El sábado finalmente logramos cumplir con la misión que nos habíamos propuesto un grupo de personas alineados tras un objetivo común: reunir a los descendientes de mi tatarabuelo que llegó al país hace 169 años y tuvo más de 1700 descendientes.

Lo relevante de esto que menciono es que este grupo de personas que representábamos a cada una de las 8 ramas [mis tatarabuelos tuvieron 9 hijos, una de las cuales no dejó descendencia] empezamos a soñar con esto allá por abril de este año, nos entusiasmamos, fuimos buscando adeptos, planificamos, detectamos lo que hacía falta y fuimos repartiendo las tareas de acuerdo a las mejores posibilidades que cada uno tenía para aportar. Seguramente algunos miembros del equipo habrán tomado más compromisos de lo que su espacio de comodidad les proponía [no es mi caso que sólo tomé aquello en lo que me sentía cómodo y seguro de que iba a poder cumplir]. Aprovecho para hacerles mi reconocimiento.

El caso es que cuando cada uno tenía asignada su responsabilidad, la confianza mútua hizo que no necesitáramos un líder… O por lo menos un líder controlador de la manera en que estamos acostumbrados a trabajar. Se planificó, se repartieron las tareas, se compartían los logros, las preocupaciones, se pedía y se ofrecía ayuda, se sugerían y compartían ideas y sin protagonismos ni controles de qué hacía o no hacía el otro, todos estábamos alineados detrás de la misión: lograr reunir a la mayor cantidad posible de familiares.  

Y no digo que no haya habido liderazgo; de hecho lo hubo. Todo empezó con la visión de alguien… Un loco soñador -si lo querés llamar así- que le contó su idea a otros dos locos que la compraron y que se convirtieron en apóstoles de esta idea…; y estos siguieron contagiando a otros misioneros que se sumaron a este equipo. Y cuando la idea o el sueño pasó de mano… Dejó de existir la persona líder para pasar ese liderazgo a ser LA MISIÓN misma. 

De hecho observemos a los grandes líderes de la humanidad que ya no están entre nosotros… Sean líderes políticos, líderes espirituales o hayan sido líderes para nosotros en cuestiones más mundanas, cuando ellos ya no están físicamente, nosotros seguimos liderados por sus ideas, por lo que ellos consideraban la misión.

Y en nuestra vida personal también pasa algo parecido… ¿Cuántas de nuestras acciones son lideradas por nuestros sueños?

– – – o – – –

“El soldado voluntario no va a la  guerra por el salario -necesita el salario- va a la guerra por un ideal.” Napoleón Bonaparte

 

– – – o – – –

 

BONUS TRACK

Acá podés ver un alegre clip musical que refleja algo parecido a lo que vivimos…

Esta es la parte de la familia que se radicó en Jamaica… 😉

Si no podés ver el video incrustado probá aquí.

– – – o – – –

Anuncios

2 Responses to SemanaRAF 48 – 2012

  1. […] cambian los protagonistas pero la historia es casi la misma que viví en 2012 y relataba en el blog de Grupo Fliess a raíz de la organización de una reunión […]

    Me gusta

  2. […] Cuando el líder es la misión […]

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: