SemanaRAF 36 – 2012

¿CÓMO VAS A MEDIR TU VIDA?

Evitá el error de “costo marginal”

basado en un trabajo de Clayton M. Christensen

[Tiempo estimado de lectura: 3':20"]

Continuamos con la traducción de este trabajo cuyo original titulado How Will you Measure your Life podés ver en inglés en el sitio de HBR (Harvard Business Review) y en el cual el autor formula estas tres preguntas a sus alumnos:

1. ¿Cómo voy a asegurarme de ser feliz en mi carrera?
2. ¿Cómo puedo asegurarme de que mi familia se convertirá en una fuente inagotable de felicidad?
3. ¿Cómo puedo estar seguro de que no iré preso?

En posteos anteriores fuimos viendo cómo el autor va desgranando las preguntas…

   … SemanaRAF 31 – 2012   introducción
   … SemanaRAF 32 – 2012  El éxito en la carrera
   … SemanaRAF 33 – 2012  Creá una estrategia para tu vida
   … SemanaRAF 34 – 2012  Asigná tus recursos
   … SemanaRAF 35 – 2012  Creá una cultura

Hoy entramos en la tercera pregunta:

Nos enseñaron en finanzas y economía que al evaluar alternativas de inversión debemos ignorar costos hundidos y fijos, y en cambio basar las decisiones en los costos y ganancias marginales que conlleva cada alternativa. Aprendemos en nuestro curso que esta doctrina hace que las empresas se queden mirando lo que han puesto en marcha para tener éxito en el pasado, en lugar de guiarlos para crear las capacidades que necesitarán en el futuro. Si supiéramos que el futuro será exactamente igual al pasado ese abordaje estaría bien. Pero si el futuro es diferente –y generalmente lo es- entonces no es lo correcto para hacer.  

Esta teoría nos lleva a la tercera pregunta que discuto con mis alumnos –cómo vivir una vida de integridad (no ir a prisión). Inconscientemente, a menudo empleamos la doctrina del costo marginal en nuestras vidas personales cuando elegimos entre lo que está bien y lo que está mal. Una voz en nuesta cabeza dice “Sé que como regla general, no debería hacer esto. Pero en esta circunstancia particular y extenuante, sólo por esta vez, esta OK.” El costo marginal de hacer algo incorrecto “sólo esta vez” siempre suena seductoramente bajo y ni siquiera vemos hacia donde ese camino nos puede llevar en última instancia y todos los costos que la elección conlleva. La justificación de la infidelidad y la deshonestidad en todas sus manifestaciones reposa en el costo marginal de “sólo esta vez”.

Quiero compartir una histora acerca de cómo entendí el daño potencial del “sólo por esta vez” en mi propia vida. Yo jugaba en el equipo de basket de la Universidad de Oxford. Jugamos las clasificatorias y terminamos la temporada invictos. Los muchachos del equipo fueron los mejores amigos que he tenido en mi vida. Llegamos al torneo británico equivalente al NCAA entre los 4 finalistas. Eso hizo que cambiara el día de juego al domingo. Yo había hecho un compromiso personal con Dios a los 16 años que nunca jugaría los domingos. Entonces fui al entrenador y le expliqué mi problema. Él no lo podía creer; tampoco mi equipo porque yo era el centro. Cada uno de los muchachos del equipo vino a mí a decirme, “tenés que jugar. ¿No podés romper la regla sólo por esta única vez?”    

Soy un hombre profundamente religioso, entonces me fui a rezar acerca de qué debía hacer. Tuve un sentiento muy claro de que no debía romper mi compromiso, así que no jugué el partido del campeonato. Esa fue una pequeña decisión en medio de miles de domingos en mi vida. En teoría, seguramente podría haber cruzado la línea sólo por esa vez y luego no volver a hacerlo. Pero mirando para atrás, resistir la tentación cuya lógica era “en esta circunstancia extrema, sólo por esta vez, está OK” me ha demostrado que fue una de las decisiones más importantes en mi vida. ¿Por qué? MI vida ha sido una interminable cadena de circunstancias extremas. Si hubiera cruzado la línea esa vez, lo habría hecho una y otra vez en los años que siguieron.

La lección que aprendí de esto es que es más fácil aferrarte a tus principios el 100% del tiempo que hacerlo el 98% de las veces. Si claudicás “sólo por esta vez”, basado en el análisis de costo marginal, como muchos de mis anteriores compañeros de clase, te arrepentirás al final. Tenés que definir lo que querés y dibujar la línea en un lugar seguro.

La semana que viene la última nota de esta serie.

La importancia de la humildad
Elije el criterio correcto.

– – – o – – –

“Aquél que obtiene una victoria sobre otro hombre es fuerte, pero quien obtiene una victoria sobre sí mismo es poderoso.” Lao Tse

– – – o – – –

BONUS TRACK

Cachito Vigil es reconocido en el mundo entero por su honestidad deportiva. En esta nota vas a ver lo que significa no pasar la línea “sólo por esta vez” y al final te da la respuesta a lo que pasa cuando la cruzás.  

Si no podés ver el video incrustado andá a: http://www.youtube.com/watch?v=1pIB5HkThQg

– – – o – – –

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: