SemanaRAF 33 – 2012

¿CÓMO VAS A MEDIR TU VIDA?

Creá una estrategia para tu vida

basado en un trabajo de Clayton M. Christensen

[Tiempo estimado de lectura: 3':20"]

En posteos anteriores vimos…

… una introducción

El éxito en la carrera

Continuamos con la traducción de este trabajo cuyo original titulado How Will you Measure your Life podés ver en inglés en el sitio de HBR (Harvard Business Review)

Una teoría que ayuda a responder la segunda pregunta –cómo puedo asegurar que mi relación con mi familia me provea una fuente permanente de felicidad– tiene que ver con la estrategia definida e implementada. La percepción primaria es que la estrategia de una compañía está determinada por los tipos de iniciativas en las que el management invierta. Si el proceso de asignación de recursos de una compañía no está bien gerenciado, lo que emergerá de eso será muy diferente de lo que la gerencia espera. Como los sistemas de toma de decisión de las compañías están diseñados para dirigir las inversiones hacia iniciativas que ofrezcan los retornos más tangibles e inmediatos, ellas escatiman las inversiones que son cruciales para sus estrategias de largo plazo.

A lo largo de los años he observado cómo se desplegaron los destinos de mis compañeros de clase desde 1979; he visto más y más de ellos venir a las reuniones divorciados, infelices y alienados por sus hijos. Puedo asegurar que ninguno de ellos se graduó con la estrategia deliberada de divorciarse y tener hijos que al crecer se alejaran de ellos. Y finalmente, un shokeante número de ellos implementó esa estrategia. ¿La razón? No priorizaron su propósito de vida cada vez que decidieron usar su tiempo, talentos y energía.

Es sorprendente que una pequeña fracción de los 900 mejores estudiantes que egresan cada año de HSB haya dedicado tan poco a pensar en el propósito de sus vidas. Yo les digo que HSB puede ser una de las últimas oportunidades para reflexionar profundamente acerca de esa cuestión. Si creen que tendrán más tiempo y energía para hacerlo más tarde están errados porque la vida sólo te genera más demanda: tomás una hipoteca; trabajás 70 hs a la semana; tenés una esposa e hijos.

Para mí, tener un propósito de vida claro fue escencial. Pero fue algo en lo que tuve que pensar mucho antes de entenderlo. Cuando era estudiante en Rodhes estaba en un programa académico muy exigente, tratando de meter un año libre en Oxford. Decidí dedicar una hora cada noche a leer, pensar y rezar acerca de por qué Dios me había puesto en esta Tierra. Era un desafiante compromiso para mantener, porque cada hora que estaba haciendo eso, no la estaba usando para estudiar econometría. Tenía un conflicto acerca de cuánto podría sostener ese tiempo apartado de mis estudios, pero me aferré a ello y finalmente  descubrí el sentido de mi vida.

Si hubiera usado esa hora cada día para aprender las últimas técnicas para resolver problemas de autocorrelación en el análisis de la regresión[i], habría desperdiciado mi vida. Apliqué las herramientas de la econometría un par de veces al año, pero usé el conocimiento de mi propósito de vida cada día. Es la cosa más simple y útil que aprendí. Le prometo a mis estudiantes que si se toman el tiempo para averiguar el propósito de sus vidas, lo recordarán como lo más valioso que hayan descubierto en HBS. Si no lo descubren saldrán a navegar sin timón y serán golpeados en los más agitados mares de la vida.

La claridad acerca de su propósito triunfará sobre el conocimiento de costeo basado en actividades, tablero de control, competencia principal, innovación disruptiva, las cuatro Ps[i] y las cinco fuerzas [ii].

Mi propósito surgió de mi fe religiosa, pero la fe no es la única cosa que direcciona a las personas. Por ejemplo, uno de mis ex alumnos decidió que su objetivo era brindar su honestidad para la prosperidad económica de su país y criar niños que fueran tan hábilmente comprometidos con esta causa, y uno al otro, como él lo era. Su propósito se centra en la familia y otras personas -como lo es la mía.

La elección y el éxito en la búsqueda de una profesión no es más que una herramienta para lograr tu propósito.Pero sin un propósito, la vida puede llegar a ser hueca.

Próximos temas de este trabajo que vamos dosificando, son:

Asigná tus recursos.

– Creá una cultura.

– Evitá el error de “costo marginal”.

Si creés que se trata de temas de economía y negocios… ¡no venís entendiendo nada! 😉


[i] N. del T.: autocorrelation in regression analysis en el original.
[ii] N. del T.: The five forces en el original sin indicar cuáles son.
[iii] N. del T.: The four Ps en el original sin indicar cuáles son.
 
– – – o- – –

– ¿Tomás algo para ser feliz?

– ¡Sí! Decisiones…

– – – o – – –

BONUS TRACK

En tres minutos Laura Trice nos explica, con ejemplos de carácter familiar, los beneficios del reconocimiento y el agradecimiento.
 
 
 
Si no podés ver el video, andá al sitio original en TEDx: http://www.ted.com/talks/lang/es/laura_trice_suggests_we_all_say_thank_you.html
 
 
– – – o – – –
 
Anuncios

2 Responses to SemanaRAF 33 – 2012

  1. […] … Creá una estrategia para tu vida […]

    Me gusta

  2. […] … una introducción    … El éxito en la carrera    … Creá una estrategia para tu vida    … Asigná tus […]

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: