SemanaRaf 11 – 2012

LA ESPERANZA Y EL ESTRÉS

Por Vitus B. Dröscher

[tiempo estimado de lectura: 1':45"]

El siguiente texto fue extraído del libro Sobrevivir y tanto podemos aplicarlo a la dirección de personas como propone al final el autor, como a nuestros propios planes de vida. La experiencia explica por sí sola la relación entre la esperanza y el estrés.

El profesor de Mainz, Rudolf Bilz ha bautizado este experimento suyo, realizado con ratas de campo recién capturadas, con el nombre de “experimento con la esperanza”.

Si uno de estos animales es arrojado a un barreño lleno de agua, cuyas paredes lisas no le permiten salir, al cabo de quince minutos de agitarse y nadar de un lado para otro, en pleno desconcierto, la rata muere a consecuencia del stress.

En circunstancias normales, ese tipo de ratas pueden nadar hasta ochenta horas ininterrumpidamente antes de ahogarse. Consecuentemente, la causa de la muerte no es el esfuerzo físico sino solamente el miedo mortal ante la situación sin salida posible.

Al día siguiente se realizó un experimento semejante con otra rata del mismo tipo. En ese caso, sin embargo, después de dejar a la rata cinco minutos en el agua se le lanzo una tablilla por la cual pudo trepar y alcanzar un blando nido preparado de antemano.

Si se arroja al agua a esa misma rata algo después, pero no se le ofrece la tablilla salvadora, el animal no muere de stress. Aguanta nadando en el recipiente ochenta horas, como un campeón de resistencia, hasta su total agotamiento, animada por la esperanza de que en algún momento se le vuelva a arrojar la tablilla salvadora.

De esto puede extraerse una lógica consecuencia: la esperanza en una ayuda debilita de manera notable los efectos patógenos del stress.

A la inversa, una sensación de abandono y desesperanza pueden ser causa importante en la génesis de un stress prolongado. Teniendo en cuenta las exigencias en el campo del rendimiento productivo de nuestra sociedad industrial, las personas de las cuales depende la dirección de los negocios y la política deberían cuidar de no empujar a nadie a un estado de angustia existencial desesperanzada, si no quieren cometer un delito contra la fuerza creativa y la salud de sus semejantes.

Fuente: SobreVivir, La gran lección del reino animal – Vitus B. Dröscher

– – – o – – –

“uno no nace siendo el mejor uno se hace el mejor” J.M Fangio

– – – o – – –

BONUS TRACK

Otra manera de encarar el delicado tema del estrés, en este caso desde la respiración y el control de nuestra energía vital:

– – – o – – –

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: