SemanaRAF 43 -2011

UN DOLAR POR UNIDAD DE TRABAJO

Por Mariano H. Durlach

tiempo estimado de lectura: 2':00"

Cuando cursaba el cuarto año de Arquitectura, me tocó en suerte caer en la cátedra de un prestigioso arquitecto cordobés de trayectoria y fama internacional. Leyendo el currículum de obras realizadas se mencionaba que llevaba construídos más de 1.000.000 de m2. Entonces alguien comentó: “¡Qué bárbaro! ¡Con que le haya quedado un dólar por metro cuadrado, está salvado!”. En esa época un millón de dólares era una suma considerablemente alta. Estoy hablando de 1984, cuando tener un millón significaba -precisamente- ser millonario.

Esto me viene a la memoria cada vez que hablamos de Planificación Financiera con algún arquitecto y me cuenta la cantidad de metros cuadrados construidos -por ejemplo alrededor de 60.000m2 en 15 años- y después me cuenta en algún otro momento de la charla “que no pude ahorrar nada”.

Entonces les cuento esta anécdota y después nos preguntamos: ¿Cuál es la razón por la cual un profesional con esa trayectoria no tiene nada ahorrado después de 15 años? Coincidimos en la respuesta: ¡la falta de método!
 
Hagamos cada uno este pequeño ejercicio: ¿Cuántos m2, cuántos pacientes, cuántos balances, cuántas unidades vendidas, cuántos sueldos cobrados o símplemente un 5% de lo ganado? ¿Cuánto quedó de eso? Multipliquemos los ingresos anuales por 40 años de trabajo (25 a 65). ¿Cómo es posible que no hayan quedado ni siquiera los ingresos de un año en la mayoría de los casos? ¡Y sí! El ritmo de vida tiene un costo muy alto. Estoy de acuerdo pero… ¿a qué le estamos dando prioridad dentro de nuestro presupuesto? ¿Por qué para cambiar el auto o las vacaciones la plata está?

Otra estadística que vi hace mucho tiempo y que no recuerdo la fuente (igual cada uno puede hacer su propia introspección) decía que el 60% de los argentinos gasta en promedio entre un 5% y un 6% de sus ingresos en esparcimiento y diversión. Todos los días escucho decir a la gente que no le sobra la plata y por eso se le hace difícil ahorrar para la vejez. Ese es el punto: hay que tener un método, una obligación; priorizarlo dentro del presupuesto. Si a fin de año la plata no alcanza para cambiar el auto o para irse 15 días de vacaciones tendrá que esperar o volvernos antes. De todos modos creo que el problema del ahorro para la vejez pasa porque lo queremos resolver de golpe y no sumando mes a mes o año a año. Si somos constantes y metódicos, con un buen plan vamos a poder ahorrar, cambiar el auto y además irnos de vacaciones.

– – – o – – –

“Sería mejor que la gente aprendiera a decirle a su dinero donde ir, en vez de preguntarle a dónde se fue” Roger Babson

– – – o – – –

Anuncios

One Response to SemanaRAF 43 -2011

  1. Monica Fernández Legrand dice:

    y como si fuera poco recuerden la fábula de la cigarra y la hormiga.
    Saludos cordiales

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: