SemanaRAF 31 – 2011

LA VISUALIZACIÓN

[tiempo estimado de lectura: 4mm:30ss]

Así como la semana pasada hablábamos de las distintas interpretaciones del concepto de misión, otra confusión que escucho a menudo tiene que ver con la interpretación de La Ley de la Atracción de la que se habla en el libro y la película El Secreto. Esta atracción no se refiere tanto a la atracción de bienes materiales o cosas como se puede vislumbrar en algún momento sino a la atracción de estados emocionales o de ánimo. 

Desde mi punto de vista, la visualización de objetivos y metas sirven para darnos energía, ánimo, coherencia y concentración para que lo que hagamos vaya en esa dirección… Pero yendo hacia eso con acciones concretas y no sentándonos a esperar tomando mate a que llegue lo imaginado y soñado… Para muchos vendedores y comerciales que obtienen sus resultados por objetivos, poner bien a la vista la foto del auto que se quieren comprar o la foto del crucero con el que serán recompensados si logran un objetivo, realmente funciona. Cuando lo desean profundamente.

Cada estado de ánimo o emoción tiene su contrapartida o polo opuesto y yo puedo elegir por la atracción de lo que quiero o por el rechazo a lo que no quiero. Y lo otro que dice la Ley de la Atracción es que nuestro cerebro no diferencia lo negativo de lo positivo, es decir que si yo estoy pensando en lo que no quiero que pase, como por ejemplo que nuestro equipo pierda el partido o que mis compañeros no tengan miedo del oponente, lo que estoy haciendo es crear en nuestras mentes esa posibilidad no deseada. En cambio, puedo visualizar lo opuesto, es decir que imaginemos lo que sí queremos: ganar el partido y tener confianza en nuestras posibilidades. 

Pensemos que somos como un imán con sus dos polos y allí fuera hay un montón de bolitas sueltas que serán atraídas. Estas bolitas son los distintos estados emocionales.  De acuerdo al polo que yo active serán los estados emocionales de otras personas, situaciones, interpretaciones y sobre todo, de mí mismo.

Vieron que cuando uno acerca una bolita metálica a uno de los polos del imán ésta puede salir disparada para cualquier lado? Bueno… de la misma manera creo en que si yo estoy pensando en que “no quiero violencia” nada me asegura que la bolita no salga disparada para el lado de la apatía, el odio, el resentimiento o cualquier otro estado que tampoco deseo. Pero, si hago foco en lo que sí quiero que pase: qué haya bienestar, respeto, paz, amor, tranquilidad, etc, lo más probable es que eso sea atraído mútuamente como las bolitas hacia el imán.

Esta realidad es la que creamos permanentemente a través del lenguaje y en nuestras conversaciones con otros y con nosotros mismos. Por ejemplo: tomo vitamina C para evitar el resfrío o para estar más saludable… ¿Qué está creando mi mente? ¿Qué mensaje le está transmitiendo al resto de mi cuerpo? ¿Un mensaje de resfrío o de salud?

Otra manera de intervenir en la elección de nuestro estado es con lo que hacemos ante situaciones o acciones de otras personas.  Por ejemplo… alguien hace algo [no me lo hace a mí, simplemente lo hace] y el resultado de esa acción me perjudica. ¿Cuáles son mis reacciones posibles? Una puede ser elegir el estado del enojo interpretando que “me lo hizo a mí”; otra posibilidad puede ser que elija el estado de comprensión, de aceptación, eventualmente de perdón y hasta de compasión preguntándome ¿Qué es lo que hace que esta persona haya actuado de esta manera? Cualquiera sea la elección que yo haga no va a cambiar lo sucedido, ni va a cambiar el perjuicio que me produjo pero sí va a cambiar lo que suceda en el futuro y -sobre todo- mi propio estado. Tampoco sé, ni puedo asegurar que cambie el del otro, pero puedo estar seguro de que va a influir en el mío.

La visión o interpretación que tenemos del perdón apunta más a dar una nueva oportunidad que a un estado de paz y armonía personal.

Muchas veces encontramos gente resentida y enojada con tal o cual institución financiera que se fundió; o enojados porque un fondo no rindió lo que se esperaba  o con determinados políticos y gobernantes por los resultados de sus gestiones. Y este mismo enojo es el que les está cerrando las posibilidades de encontrar nuevas oportunidades, de hacer un aprendizaje de los errores del pasado y re-construir un futuro. Entonces, acá es donde decimos que el estado de enojo va a atraer más enojo y vamos a estar mirando todas las cosas a nuestro alrededor que nos sirvan para fundamentar ese enojo, esa ira y ese estado que elegimos.

Si estoy comprometido con frases como “en este país no se puede invertir”; “son todos corruptos”; probablemente lo que pase es que sólo esté atento a las malas inversiones y no vea la cantidad de gente que hace cosas, que hace buenos negocios y prospera; seguramente lea en las noticias los casos de corrupción y me pierda o pase por alto la cantidad de gente que hace cosas por el prójimo en forma aislada o como parte de fundaciones y ONGs.

 En la planificación de nuestro futuro financiero podemos usar la visualización de la misma manera: atrayendo lo que sí queremos que ocurra o lo que no queremos que ocurra. Cuando nosotros hablamos e imaginamos con nuestros clientes su futuro, los invitamos a pensar en bienestar, en las cosas que les gustará estar haciendo, con quiénes se imaginan haciéndolo, dónde lo visualizan y de esa manera empezamos a construir y pensar las acciones para lograrlo. 

Mariano Durlach

– – – o – – –

BONUS TRACK

Hoy tenemos un BONUS TRACK diferente: vamos a compartir dos comentarios que recibimos a partir del posteo de la semana pasada…

Para poder hacer llegar a otro corazón un mensaje, éste debe enviarse con amor, respeto y verdad. Este mensaje tiene la frecuencia perfecta. Si a todos los que integramos RAF nos llega este mensaje se enaltece el objetivo militar de la venta para transformarse en la misión espiritual del profesionalismo. Buena semana para todos.
Mónica”

“Gracias
Este tema de Misión y Visión me llegó muy directamente ya que estoy convencido que cada uno de los habitantes de este planeta, si nos permitimos conectarnos con nuestro interior, podremos percibir y vislumbrar que hay “algo” que podemos aportar a este mundo, “algo” que nadie sabe mejor que nosotros. El realizar ese “algo”,  es lo que dará sentido a nuestras vidas.
Un abrazo,
Pablo”

Gracias Mónica y Pablo por compartir esto y alentamos al resto de los lectores a participar y comentar…

– – – o – – –

Anuncios

One Response to SemanaRAF 31 – 2011

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: