SemanaRAF 32 – 2010

EMPATÍA

Conociendo al entrevistado

[tiempo estimado de lectura: 04′:00″]

Se habla mucho de empatía, de ponerse en los zapatos del otro, en qué estará pasando por la mente de esta persona y en algún posteo trataremos el tema con mayor profundidad que la que propone este video.

Cuando lo vi pensé en muchas cosas…

Lo primero es que yo no me puedo reír mucho porque no sabía quien era el entrevistado… [pero no soy ni pretendo hacer de periodista deportivo].

Veamos el video y te cuento una anécdota y más cosas que pensaba mientras lo veía…

Te decía que no me puedo reír mucho porque en un almuerzo con productores de seguros me tocó sentarme en la mesa con dos ex futbolistas muy reconocidos y ya retirados de las canchas. En un momento  me pareció -por el giro de la conversación- que estos muchachos venían del fútbol profesional e internacional, entonces le pregunté a uno de ellos, que estaba a mi lado, más o menos lo mismo que la notera: “¿vos sos famoso y yo no lo sé? Porque no tengo idea de fútbol; podés ser el Beto Alonso y yo no reconocerte“. Largó la carcajada y me contó de su trayectoria y la del compañero. Ahí me di cuenta de que realmente no tenía ni idea de fútbol.

Lo otro que me vino a  la mente es que una cosa es un encuentro distendido entre colegas en el cual yo no pretendía hacer ningún negocio con estos dos muchachos, ni generar empatía y no había nada en juego… Pero ¿qué pasa si se trataba de una primera reunión de presentación a la que voy a hacerme conocer, a que conozcan mi servicio y a una personalidad reconocida en su medio [en el caso del fútbol, el espectáculo, o personalidades más mediáticas el medio es bastante más grande] no lo reconozco como tal. Por ejemplo. Me recomiendan un prestigioso y reconocido economista y le pregunto si entiende cómo funciona un FCI o le doy cátedra sobre la ventaja de invertir en acciones a largo plazo…

Otra cosa que me disparó el video es: ¡Ok! A la notera le faltó información y preparación… Pero alguien dejó pasar esto y lo puso al aire… Y ahí es cuando empiezo a pensar en las veces que nos enojamos con los administradores de Agencia que no presentan la solicitud o el requerimiento porque no coincide el nombre declarado con el que figura en el DNI; o hay una diferencia entre el domicilio del formulario y el del aval. Pensemos en que nos están salvando de poner en evidencia cierta falta de profesionalismo.

Espero tus comentarios y si lo publicás, a modo de chantaje te cuento quiénes eran los futbolistas…

——–

BONUS TRACK

En este día del niño te dejo estas reflexiones de Robert Fulghum que recibí alguna vez…

Todo lo que realmente necesitaba saber acerca de cómo vivir, qué hacer y cómo ser lo aprendí en el jardín de infantes.

La sabiduría no estaba en la cima de la montaña de la carrera educativa, sino allí: en el arenero del jardín.

Estas son las cosas que aprendí:
* Jugá limpio.
* No le pegues a la gente
* Devolvé las cosas de donde las sacaste
* Limpiá tu propio enchastre
* No tomes cosas que no son tuyas
* Pedí perdón cuando lastimás a alguien
* Lavate las manos antes de comer
* Las galletitas con leche te hacen bien
* Viví una vida balanceada:aprendé y pensá, dibujá y pinta, cantá y bailá, jugá y trabajá un poco todos los días
* Dormí una siestita todas las tardes
* Cuando salís al mundo, cuidate del tráfico, tomate de las manos con otros y manténganse juntos
* Sé consciente del asombro
* Acordate de las semillitas en el frasco, las raíces van hacia abajo y el tallo hacia arriba, nadie sabe verdaderamente cómo o por qué, pero todos somos así.
* Los pescados, los hamsters, las ratitas blancas e incluso las semillitas, todos se mueren. Nosotros también.
* Y acordate de tus primeros libros de cuentos y las primeras palabras que te enseñaban. Las palabras mas grandes de todas: MAMÁ y PAPÁ

Todo lo que necesitabas saber está allí en algún lado. La regla de oro, el amor y la higiene básica. La ecología, la política, la igualdad y la vida sana.

Tomá cualquiera de estos puntos y expresalo con palabras sofisticadas. Ahora aplicalo a tu vida familiar, tu trabajo, a tu gobierno o a tu mundo y verás cómo se mantiene verdadero, claro y firme.

Imaginate cuánto mejor sería el mundo si todos comiéramos galletitas con leche a las tres de la tarde para luego acostarnos a dormir una siesta. O si todos los gobiernos tuvieran como política básica devolver cada cosa a su lugar y limpiar su propio enchastre.

Y sigue siendo cierto, no importa la edad que tengas, que cuando salís al mundo, lo mejor es tomarte de la mano con otros y mantenerte unido.-“

Y si no te resulta suficiente, acá podés ver la tesis de prescolar de Guillermo Echevarría quien nos dice: “Yo quería hacer una canción para enseñarle a mi hija las cosas más importantes de la vida y terminé haciendo una canción con todo lo que aprendí y sigo aprendiendo de ella cada día“:

Terminamos el posteo de esta semana con este fragmento del libro El Principito que nos ilustra claramente que “lo esencial es invisible a los ojos” y que sólo con datos duros no alcanza para conocer las verdaderas necesidades, sentimientos y deseos de un cliente:

“A los mayores les gustan las cifras. Cuando se les habla de un nuevo amigo, jamás preguntan sobre lo esencial del mismo. Nunca se les ocurre preguntar: “¿Qué tono tiene su voz? ¿Qué juegos prefiere? ¿Le gusta coleccionar mariposas?” Pero en cambio preguntan: “¿Qué edad tiene?… ¿Cuánto pesa? ¿Cuánto gana su padre?” Solamente con estos detalles creen conocerle.”

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: